lunes, 1 de septiembre de 2008

Fiesta, fiesta

Ya está, mi cumpleaños ya pasó, y espero no volver a hablar del tema hasta el año que viene.

Lo negativo:

-De aproximadamente 60 invitados, sólo fueron 8. No me molestó tanto el hecho de que hubiera poca gente (ya sé que soy impopular, y que sólo una alineación de los planetas muy especial hizo que el festejo del año pasado fuera multitudinario), sino que muchos me dijeron que sí y después no aparecieron. Hubo tres que me mandaron mensajes durante la noche diciendo que estaban complicados y que no iban a poder ir, y el colmo fue una que me llamó para avisarme que estaba llegando y todavía hoy la estoy esperando. En fin, algunos me dijeron "lo hubieras hecho un viernes, porque el sábado casi nadie puede". ¿Qué pasa los sábados? ¿No se festejan cumpleaños? ¿La gente prefiere hacer cualquier cosa menos venir a mi festejo? ¿O tienen que hacer limpieza general en sus casas pero nadie lo quiere reconocer? Aclaro que el motivo principal de hacerlo un sábado es que muchos de los invitados trabajan en otras provincias durante la semana y los viernes no están. Obviamente ninguno de esos fue.

-La invitación era a partir de las 22, porque la idea era poder charlar mientras cenábamos antes de que la música se volviera ensordecedora, y porque algunos invitados mayorcitos preferían ir temprano y volver a casita a dormir. Bien. Yo fui un rato antes para recibirlos, pero el primero cayó pasadas las 22.30, diciendo "como era a las 22 yo iba a venir a las 23, eso es lo que hace todo el mundo, pero como estaba aburrido en casa y me avisaron que ya estaban acá...". Si las cosas son así con la puntualidad, a partir de mañana voy a venir a trabajar a las 9.

-Saqué solamente 6 fotos.

Lo positivo:

-Como para cenar sólo éramos 5 la invitación me salió baratísima.

-Mi amiga Eve reconoció que usó ella el regalo que el año pasado no pudo entregarme, y me compró otro nuevo.

-Otras tres amigas me regalaron un reloj lindísimo.

-Me divertí.

-Y conocí a alguien que será motivo del próximo post...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!
No sé si para ofrecerte un consuelo o para compartir mi asombro de similitudes, te cuento que hace un par de semanas fui a una fiesta en la que pasó exactamente lo mismo.

Misma previa (mails masivos sin acuse de recibo por la mayoría) y mismo resultado.

A diferencia de tu beneficio económico, la chica que había invitado había reservado un lugar y pagó por 70 invitados (que, por supuesto, habían confirmado para estar en la lista de los habilitados para ingresar). De toda esa cantidad sólo fuimos 20 (contando con toda la furia). A mi me dio tanta pena.. se pasó la fiesta mirando hacia la puerta a ver cuándo venían todos los demás. Y amargándose porque no llegaban...
Al igual que vos decís, también había tenido un cumpleaños multitudinario el año anterior (lo había festejado con otra chica) y tampoco resulta ser muy popular, así que debiera haber sospechado que 70 eran demasiados, no?

Yo no sé si es la época del año, la falta de compromiso de los que confirman y se borran o... la ingenuidad de quien invita. ¿Cuán amigos eran los que confirmaron y no fueron?

La próxima, sólo para íntimos y que revienten los demás!, no? :)

Muy buen blog!
Saludos,
Silvana.

Sil dijo...

Silvana:
Lamentablemente me he dado cuenta del tipo de personas que me rodean.
Gracias por compartir tu experiencia (es verdad, cuántas similitudes!)y me alegra que te guste el blog.
Saludos.

Diego dijo...

Yo espero que me pregunten sobre mi cumpleaños y ahí les digo. Sino no invito.

Gustavo dijo...

para empezar te deseo un feliz cumple y te mando un abrazo grande de acá, desde la plata !!!! (re atrasado :))

ya se q no va lo de "mal de muchos consuelo de tontos" sobre todo porq vos no sos ninguna tonta :) ... pero en mis últimos 2 cumples algunos de mis amigos ni me mandaron un sms ... igual en mis momentos difíciles estan así que los quiero igual :)