miércoles, 24 de septiembre de 2008

Despedida de soltera

Por primera vez en 29 años estoy invitada a una despedida de soltera. No sé muy bien qué se hace en dicho evento ni me interesa saberlo. Aparentemente suele haber strippers involucrados, y eso ya me dice todo (lo que necesito saber para no ir).

En este caso, la novia es una compañera de trabajo con la que no tengo contacto diario, y de quien no podría ser amiga jamás. No es mala pero no hay onda. Entre las invitadas hay compañeras de colegio, de facultad, y otras secretarias de la oficina a quienes me une un sentimiento muy similar al que me une a la homenajeada.

La reunión es en la otra punta de la ciudad, literalmente, y como no tengo auto no me queda otra que ir con alguna de mis compañeras y volver a la hora que ella decida. Pero lo peor de todo esto, es que ODIO HACER COSAS DE MUJERES. No soy una chica normal, eso ya se sabe, las chicas normales no tienen blog. Prefiero hablar de computadoras con hombres que de ropa con mujeres. Según me contaron, en la despedida va a haber una animadora que hace monólogos sobre temas femeninos, crucigramas subidos de tono y chupetines con forma de ustedes ya saben qué. Y daikiris también. Como si todo esto fuera poco se les ocurrió comprarle a la novia un disfraz de gatita (un aplauso por la originalidad, por favor).

No tengo ganas de viajar no sé cuántos kilómetros para estar con gente que no me interesa, ni de hablar de temas que tampoco me interesan, ni de tomar alcohol (no tomo), ni de escuchar chillidos de mujeres que se creen súper divertidas porque se están comiendo unos miembros de caramelo (y tampoco tengo ganas de gastar un solo peso en tales estupideces).

Pero a ellas no les puedo decir eso. Me enfermaré, mataré a un pariente, o me surgirá un repentino viaje al exterior.

8 comentarios:

Blonda dijo...

Hola Sil! Pasaste por mi blog, y nobleza obliga...acá estoy. Te cuento que me bastaron unos pocos renglones para darme cuenta de que pienso igual, al menos en ese tema (q a su vez incluye varios temas).
Así que primero te digo que ya mismo te linkeo a mi blog para visitarte a diario.Segundo,creo que lo mejor es acusar un malestar estomacal que no te deja levantarte de la cama, o una fiebre de origen desconocido e incomprobable.A esta altura de la vida ya no hago nada por obligación, salvo ir a trabajar.
Detesto las despedidas de solteros de esa calaña (strippers, formas de pene comestibles, forros como globos y una homenajeada disfrazada de conejita de play boy encerrada en un baúl de auto). Es mucho mejor plan ir de pic nic a la terraza del edificio o tirarme en pelotas a cambiar frenéticamente de canal que ver como veinte cotorras deliran por unos cuerpos aceitados.
Un beso!!!!

Timide dijo...

A mi se me empezaron a casar mis amigas desde que cumplí los 19 años. Dos amigas se me casaron a los 21, las dos no terminaron la carrera, las dos ya tienen una hija, pero una ya está divorciada. Otra amiga se me casa en febrero y por supuesto, desde que está de novia dejó su carrera.
Bueno, lo que quería decir es que fuimos a Sunset. El show consistía en un monólogo con un transformista, una banda que hacía covers, una stripper disfrazada de britney en el video Toxic, y un stripper disfrazado de padre coraje (no puedo creer que lejano me parece todo ya...).

Pero en tu caso, si es la despedida de una mina del trabajo con la que casi no tengo relación ni voy, a menos que tengas pensado ir a la boda.

Sil dijo...

Blonda: gracias por pasar! Tu frase "A esta altura de la vida ya no hago nada por obligación" es más que acertada.

Timide: por suerte no voy al casamiento porque ese fin de semana tengo un viaje!! (Lo que sí no me voy a salvar es de comprarle un regalo :S -> escribí unos posts más abajo que junto con la invitación venía la tarjetita del local donde hay que comprarle).

A ambas: me dieron el empujoncito que faltaba para avisar que no voy y quedarme encasa viendo tele en pijama. Besos!!

vanina dijo...

Creo que en el fondo todas odiamos las despedidas de solteras... ¿Por qué las mujeres nos obligamos a festejar como hombres?

¿No sería más lindo compartir un día de spa? ¿O una reunión con una sexóloga? No se... algo que disfrutemos y que tenga que ver más con nuestra naturaleza femenina.

Timide dijo...

Qué buena idea Vanina, es más copado de esa forma.

Veronica dijo...

yo nunca entendi que le ven de divertido a las despedidas de solteros...diosssss me saca mal..cuando me case mis amigas sabian..que de hacerlo ..perdian el estatus de amiga para ser enemigas y todo concluyo en una linda reunion en mi futura casa de casada...y la pasamos increible..mi marido...invento tantas reuniones de trabajo...y no paro de viajar hasta el dia anterior..jaja asi que tb safo..jajaj que odio, si totalmente apuesto por una ....intoxicacion ...jajajja
besos

Capitana del Espacio dijo...

No vayas, cualquier excusa es válida!
Yo tamb odio las reuniones de mujeres que sólo hablan de sus novios o maridos!! Me voy con los chicos al lado de la parrilla y me divierto más Jajaj

Un beso!

Sil dijo...

Veronica: si yo me casara haría lo mismo que vos.
Capitana: no fui! Dije que tenía un asado con amigos que no veía hace mucho jejeje. Ahora en un rato tengo que hablar con la novia (por cuestiones laborales) y voy a tener que fingir mi mejor sonrisa para preguntarle qué tal estuvo la despedida.