lunes, 25 de agosto de 2008

¿Estaré envejeciendo?

Hace varios días que estoy pensando en algo y todavía no puedo definir si es que ya nadie me quiere o si cambiaron las costumbres y yo me quedé en el tiempo.

El sábado festejo mi cumpleaños. La semana pasada mandé un mail avisando a todos (amigos, conocidos, compañeros de trabajo), detallando hora y lugar, y pidiendo expresamente al final que me confirmen si van a asistir o no, y si van acompañados, por si necesito reservar más lugares.

De 40 personas (de los cuales la mayoría son amigos) sólo cinco respondieron. Dejé pasar unos días y le pregunté a una de mis amigas si iba a ir y me dijo que sí. Le conté que este festejo me olía a fracaso porque nadie había confirmado y me dijo "ah, sí, es que somos vagos".

Cuando mis compañeros de oficina recibieron el mail, en el almuerzo uno de ellos me preguntó "che, cómo es lo de tu cumpleaños, qué onda, cuándo es?". No pude evitar responderle "no sabía que eras analfabeto, no te hubiera enviado el mail". Otro me preguntó hoy "y tu cumpleaños cuando era? ya fue?", porque leyó el mail pero "se olvidó".

Si fuera por mí, no festejaría. Lo hago por ellos, para que no me rompan las bolas con "cómo no vas a festejar?!?!?". Me preocupo en buscar el lugar, les aviso que les pago pizza y cervezas, me esmero en escribir un mail prolijo para que se entienda y divertido para que se enganchen, y no tienen la cortesía de responder!! ¡¡Me vuelvo loca!! ¿Qué modales les enseñaron? Y los infradotados de la oficina, si no les interesa lo que les escribo, podrían cerrar el pico y después pedirle a otro que le cuente de qué se trata y no quedar mal conmigo.

Si parezco una vieja amargada le cuento que cumplo apenas 29.

*Mientras escribo estoy chateando con uno de los invitados. En el mail escribí "cumplo años el 27 pero lo festejo el 30..." y el mongazo me pregunta "el 30 cumplís?" ¿Son todos idiotas? ¿No saben leer? ¿O yo ya no les importo un carajo?

9 comentarios:

heguido dijo...

Nadie te quiere...
decepcionar.

Sil dijo...

Uff, qué susto.

Anónimo dijo...

Jajaja. Nooo. Es un fenómeno muy actual lo que describís. Me pasa con un montón de personas. ¡Es que los mails llegan en tal cantidad que ya nadie los lee completos! Es como una lectura "flotante", como la atención de los psicoanalistas de diván. Están en cualquier mientras leen y solo captan algunas palabras que les llama la atención. "...invit...cumple.. el 30/27...conf...". No les da el bocho para nada más. Tienen las neuronas quemadas por el estilo de vida que llevan. Lo que sí me parece importante señalarte a vos es que no hay que hacer cosas por lo demás sino por uno, así evitás la onda víctima. Apuesto a que vos tenías ganas de que ellos estuvieran (y te respondieran). ¡Pero mirá si te están organizando una fiesta sorpresa y por eso se hacen los dobolus!

Anónimo dijo...

Hola, hace un tiempo que vengo leyendo tu blog; pero como no tenía cuenta en gmail no podía escribir por acá.
Me gusta mucho lo que escribís, me haces reír con las cosas que ponés.
Saludos y feliz cumple. Santiago.

heguido dijo...

Sil,
¿no pasaste hoy a ver tu posteo dedicado?

Sil dijo...

Santiago: gracias por el saludo!! Me alegra que te guste lo que escribo, voy a tratar de mantenerme en ese nivel y en lo posible mejorar :)

Heguido: Gracias! Ya te dejé un post en tu blog

Diego dijo...

Es culpa de la epidemia de cadena de mails pedorros. Si no viene en pps con fondos horrendos y música clásica o con fotos de argollas en primer plano, la gente no entiende.

Y la pregunta que te hace el paspado ese ("cumplo años el 27 pero lo festejo el 30...el mongazo me pregunta '¿el 30 cumplís?'"), es una de las tres preguntas más mogólicas de la historia. Y de las que determinan si una persona merece ser tenida en cuenta o no.

Dayana dijo...

Che, me re colgué leyendo tu blog en lugar de laburar!

Lo bueno es que no tengo ni jefes ni horarios, bendita sea la vida independiente!

Te cuento que leí muchas cosas y en un montón me siento muy identificada con las cosas que te pasan... aunque debo reconocer que no tengo tantos problemas para conocer hombres como vos. Tuve una etapa similar, pero por suerte pasó hace rato.

En fin, quería comentarte que todos los años tengo el dilema del cumpleaños, fecha que detesto por el tema de los festejos forzados.

En muchas ocasiones sentí que "tenía que hacer algo" para cumplir con el mandato social de no sentir que nadie en el mundo me quiere ni le importa nada de mi. Porque, con una mano en el corazón lo que uno siente es eso: nadie me llama, me manda milas, sms o algo es porque nadie me quiere. Y si vienen a la fiesta es porque hay comida gratis.

Entonces este año dije basta y no hice nada. Y a los que preguntaron les aclaré: no tengo ganas de hacer nada, prefiero quedarme todo el día en la cama c... con mi novio. Lo cual es cierto, no es preferible el sexo a las malas compañías?

Para el cumple de él, un chico hiper popular que podría festejar sus cumples en el Orfeo, le dije: che, todo bien con que sea tu cumple pero la verdad a mi me embola ver tanta gente que no sé ni quienes son y que en todo el año no te dan ni pelota. Me parecen falsos y oportunistas y están para la joda nomás.

Finalmente el día de su cumple se llamó a retiro y no hizo nada. Fue saludado por facebook y sms, en su mayoría por colegas. Los falsos y oportunistas no llamaron, no sé si le habrán mandado mails.

Y los únicos que le regalamos algo fueron sus cuatro mejores amigos, sus papás y yo.

Al final tenía razón! Por la cara que tenía ese día, creo que vió una verdad revelada: a él tampoco lo quieren tanto como parecía, tan sólo es un chico popular.

Sil dijo...

Dayana, me alegra que te haya gustado mi blog. Yo tengo jefe y horario y también me cuelgo leyendo cosas en internet je!

Qué bueno lo que contás. Como este año cumplo 30 pensaba hacer la gran fiesta, pero después dije "qué tanto! aprovecho y hago lo que realmente quiero, que es no festejar" De última, si decido hacer algo, invito sólo a los que me saludaron.

Lo triste es que no tengo novio para c... todo el día, a menos que consiga uno para fines de agosto.