viernes, 30 de noviembre de 2012

HR works in mysterious ways


¿No se preguntaron muchas veces por qué no los seleccionaron para determinado puesto, por qué no pasaron a una segunda entrevista o directamente por qué ni los llamaron? A mí sí. ¿No les gustará mi apariencia? ¿Me mostré demasiado insegura? ¿Será porque no estoy recibida? ¿Mi experiencia les parecerá insuficiente?
Hace unos años trabajaba como recepcionista/secretaria/comunicación interna/comercial. Como tenía mucho trabajo, tuve suerte de que decidieran poner otra persona para que ocupara el puesto de recepcionista y secretaria. Entre las muchas tareas que hacía también me tocó buscar reemplazante. No llegaron muchos CVs pero hubo uno que descarté inmediatamente sin prestar demasiada atención a los conocimientos y experiencia de la candidata: se llamaba Silvana. De ninguna manera iba a permitir que se generaran confusiones a causa de nuestros nombres.
Así que ya saben: la próxima vez que no consigan un trabajo dejen de torturarse porque creen que no son lo suficientementemente buenos y piensen que el reclutador puede ser un pelotudo con un nombre parecido al de ustedes.

4 comentarios:

Marga dijo...

Oh, pobre Silvana.

Yo fui a una sola entrevista de trabajo y no me seleccionaron y pensé todo eso y más. Era para correctora de un diario. No conseguí el trabajo, pero dos amigos míos sí, ¿por qué ellos y no yo? No sé.

Saludos.

Ann dijo...

Mirá vos, acabás de aportar mucha luz sobre el tema, posta.

Un Simple Blog dijo...

Siempre que me rechazaron en un trabajo pensé simplemente que yo no era lo que estaban buscando, ni era algo mejor, ni algo peor, simplemente algo diferente.

Richard dijo...

No lo dudo ni lo sospecho. Cuando a mi no me llaman a una segunda entrevista es porque se dan cuenta lo hijoputa y poco sumiso que soy. :-P