sábado, 10 de noviembre de 2012

In treatment

Finalmente llegó el día en que empecé a hacer terapia.

Intenté hace mucho pero no funcionó, creo que el psiquiatra no me entendía y abandoné después de la cuarta o quinta sesión; además iba por un tema puntual cuya solución estaba en que yo hiciera algo que en ese momento no quería hacer. Ahora quiero eliminar los problemas de raíz (o por lo menos intentarlo).

Había comentado por acá mis dudas acerca de ir o no al psicólogo, y alguien que me ayudó a animarme fue Dayana. Sus palabras, acertadas como siempre, quedaron dando vueltas en mi cabeza. Tiempo después, dándome cuenta de que no puedo patear por más tiempo la fobia (o lo que sea) de viajar en avión, terminé de decidirme y voy por una terapia que abarque tooodos mis traumas, y eventualmente podré volver a volar.

Apenas tuve cinco sesiones, todavía me cuesta soltarme, pero estoy entusiasmada, estoy haciendo algo que siempre quise hacer (a pesar de las dudas), y la psicología es algo fascinante (yo quería ser psicóloga pero me arrepentí a último momento).

El psicólogo estima entre seis y nueve meses, pero al paso que vamos temo que sea un poco más. Los mantendré informados :)

7 comentarios:

Motherfucker (with a brain) dijo...

Que bueno, eso te va a ayudar a autoanalizarte y ordenar algunas cosas pendientes..

† Un sueño solamente † dijo...

bien bien bien por vos!Que felicidad! te va a hacer muy bien, todas las cosas hechas a voluntad pueden costar, pero a la larga se ven resultados buenos :)

Marga dijo...

Me alegro de que estés entusiasmada y espero que te sirva.

Besos.

Sil dijo...

Gracias!

Dayana dijo...

Me alegra que la cosa vaya bien y que te sientas cómoda.

No hay apuro con solucionar todo de golpe. Pasito a paso como dicen en el fútbol :)

Un Poco Rara dijo...

Excelente! Una valiente! Hay que animarse a dar el paso que nos lleve a remover el barro y sacar algo bueno de ahí.
Yo debería retomar. Ya me animaré.

Sil dijo...

Gracias chicas!