sábado, 18 de diciembre de 2010

Ay

Me destrozó el corazón y juré que nunca, nunca, nunca volvería con él. Me enferma que los que me conocieron por aquella época me digan que la razón de mi soledad es que todavía no puedo olvidarme de él, porque no es así. Hace más de dos años que no nos comunicamos y ni pregunto a nuestros amigos en común qué es de su vida, porque no me interesa.
Hubo un momento en el que él tuvo que elegir, y no me eligió a mí. Me dolió pero lo entendí, porque tenía razón. Él hizo su vida y yo la mía. Él tiene una hija y yo... bueno, no hubo grandes cambios en mi vida, pero aunque no llegué a enamorarme, hubo un par de hombres que me hicieron olvidar de él.
Pero, obviamente, una nunca se olvida completamente de un hombre.
A qué viene todo esto. Que tengo un concierto en el que voy a cantar algo que sé que le va a gustar, y le mandé una invitación. La excusa (berreta) perfecta para volver a entrar en contacto. (¿Para qué?, me pregunto ahora. En fin, ya lo hice.)
Y me respondió, casi instantáneamente, con la mejor onda del mundo.
Y sonreí como hacía tiempo no sonreía. Un poco por "je, me salió bien, cayó en la trampa, qué fáciles son los hombres" y otro poco por "qué emoción, a lo mejor lo vuelvo a ver".
Y se me hizo un nudo en la panza. Porque cuando me acuerdo de las cosas que me gustaban de él, lo extraño un poquito.
Y me pongo a pensar si, llegado el caso, podría cumplir lo que juré nunca, nunca, nunca volver a hacer.

7 comentarios:

Marga dijo...

¡Qué difícil situación! Vos verás.
Yo no tengo experiencia al respecto porque me enamoré una sola vez y estoy con él, no me ha abandonado. Si pasara, no sé qué haría ni qué prometería no hacer.

Besos.

Mañosa dijo...

Ay, ay, ay...

Tené cuidado...
Mucho!

Besos

M

La dijo...

En tu lugar me preguntaría: ¿realmente vale la pena verlo de nuevo? ¿Qué es lo buscás? Pensalo...no vaya a ser que rompa este equilibrio que fuiste logrando sin él.
Beso!


Tana

nadasepierde dijo...

Quizas sea lo que necesitas para saber que él quedó en el pasado.
No hay nada como el tiempo para pasar...y curar el alma!
Ojalá que si, que sientas que ese capítulo está cerrado, y lo bueno en lo que está por venir.

un beso

Sil dijo...

Marga: no hay que prometer nada porque nunca se sabe por qué caminos te llevará la vida. Besos.

Mañosa: lo sé! Gracias por el consejo (al final no nos vimos, así que no pasó nada).

La: no sé qué busco... pero afortunadamente no nos encontramos así que mi equilibrio sigue intacto!

Ana: en aquella época me quedaron muchas cosas por decirle y nunca tuvimos una charla final, aunque ahora nada de eso tendría sentido así que no sé qué le diría. Besos.

Y feliz navidad para todos! 25 de dic a las 3 de la mañana y yo en la compu...

E. dijo...

Yo también estaba en la pc a esa hora. Es una noche en la que la gente racional mucho más no puede hacer, mientras los vecinos dilapidan fortunas en ponerle ruido al cielo...

Juan Carlos dijo...

Los amores no se olvidan, se superan (que no es lo mismo) Con los años no te acordarás de él, pero si de los buenos momentos compartidos, no será la añoranza de su persona sino de lo que viviste en su momento.
Quizás te suene difícil de entender, pero a todos nos tocó perder alguna vez por amor, y el camino que hoy transitas a "todos" les tocará recorrer.
Amar se aprende amando, y la dura experiencia que te tocó vivir, es parte del aprendizaje que te servirá más tarde para descubrir y afianzar al que será tu verdadero amor.
Estar de momento sola, no siempre significa que no eres querida, así como tener una pareja no significa siempre ser bien amada o correspondida.
En el amor las palabras: por siempre, para siempre, nunca y jamás "es mejor no jurarlas".
Recordar y extrañar los momentos bonitos "no es malo". Tropezarse dos veces con la misma piedra "si lo es".
¡Saludos!