jueves, 31 de julio de 2008

La peor cita de mi vida

Leyendo hoy el blog de Vanina, recordé el pedido que alguna vez Elemental hizo en su blog, de escribir la peor cita de tu vida. Cuando llegué el "concurso" ya había terminado, y me quedé con ganas de relatar la mía.

M. y yo éramos compañeros de trabajo, pero casi no teníamos contacto. No me gustaba y no me caía bien, y las pocas veces que hablábamos discutíamos por algo. Pero después de unos seis o siete meses algo en él me llamó la atención, y dejó de parecerme desagradable.

Yo venía de tres años de una relación enfermiza con un tipo casado. A fines de diciembre decidí cortar de una vez con eso que me hacía tanto mal y me sentí feliz como nunca. Estaba sola pero muy bien conmigo.

En esa época empecé a hablar un poco más con M. Él también estaba saliendo de una relación de tres años con una mujer con la que no se llevaba nada bien. Ella había vuelto a la casa de sus padres y de a poco se iba acabando todo.

A fines de enero, ambos libres, comenzó nuestro coqueteo en una fiesta. Un mes después, nuestro primer beso en el cumpleaños de un amigo en común. Un café en un bar después del trabajo, una salida al cine, una caminata por la ciudad hasta el amanecer... Todo era perfecto. Ambos sentíamos que habíamos encontrado a LA persona, quien nos iba a hacer felices después de tantos años de relaciones fallidas.

Creo que fue a la cuarta "salida formal". Viernes a la salida del trabajo, vamos a tomar algo a un bar que nos gustaba mucho. La conversación muy tranqui porque los dos somos de hablar poco. Sin embargo, lo notaba ajeno, la mirada perdida. "¿Te pasa algo?", le pregunté. Y ahí empezó:

M.: - Hace unos días, mi ex, está dando vueltas...
Mi cabeza: - (Cagamos, la mina quiere volver)
M.: - Y yo con esa mina no quiero saber nada, no la quiero ver más
Mi cabeza: - (Uff, menos mal, qué alivio)
M.: - Y hace rato que viene jodiendo con que está embarazada, es algo que hace siempre... obviamente nunca le creí, pero ahora insistía...
Mi cabeza: - (...)
M.: - Así que le dije 'vení al departamento así te hacés el Evatest y listo', y bueno, el martes fue, la puse ahí que se hiciera el test...
Mi cabeza: - (Que le haya dado negativo, que le haya dado negativo, que le haya dado negativo...)
M.: - ...y le dio positivo.

Yo me sentía en una telenovela. No sabía cómo reaccionar porque no podía creer que una cosa así me estuviera sucediendo. Es más, a medida que lo iba viviendo me imaginaba contándoselo a alguien, o escribiéndolo, porque era muy de película.

Cuando recuperé el habla, le pregunté cómo iba a afectar nuestra relación este hecho. Él me dijo que no sabía, que tenía miedo de que yo lo rechazara, y que si yo quería seguir con él , él quería seguir conmigo. Yo, enceguecida como estaba, le dije que sí, que para mí no era un problema, y le prometí no contarle a nadie, ni siquiera a mi familia, tal como me lo había pedido.

La peor cita de mi vida continuó sin mayores sobresaltos, yo aproveché y le conté un par de cosas mías que nadie sabe (por ejemplo, lo del tipo casado) y la noche terminó normalmente como si nada loco hubiera sucedido.

Si en el momento en que me contó que iba a tener un hijo (una hija, para ser más exacta, que justamente hoy cumple 9 meses) yo lo hubiera mandado donde correspondía, me hubiera ahorrado:
-la segunda peor cita de mi vida, un mes después de ésta, en la que me dijo que no podía seguir conmigo (aunque un mes después volvió).
-horas de espera frente al monitor esperando su saludo por chat.
-la bronca que me comí un sábado por la mañana cuando lo llamé, atendió pero no habló y cortó; las 30 llamadas posteriores sin respuesta; su llamado a la siesta mintiéndome que recién se despertaba; su posterior confesión de que en realidad había estado con la ex comprando una cuna.
-muchas noches esperando un mensaje o llamado que nunca llegaron cuando estaba de viaje por trabajo.
-un par fines de semana en cama y llorando porque lo nuestro venía cada vez más en picada.
-el hecho que su familia no supiera de mi existencia.
-esto

La lista sigue. Soporté tanto porque, hasta el día de hoy, creo que es mi alma gemela, y yo la suya. Tendría material para varios posts si tuviera que describir cómo se fue desbarrancando la "relación", cómo me sentí el día que nació la hija, cómo conviví varios meses con una tristeza infinita.

Hoy, prácticamente M. está fuera de mi vida. Quiere verme, porque tenemos una conversación pendiente, ya que nuestra historia se fue diluyendo pero nunca dejamos en claro cómo seguirían las cosas. Esperé mucho, mucho tiempo esa charla. Mil veces pensé, y llegué a escribir, lo que pensaba decirle. Pero "el tiempo y la distancia matan al amor", me dijo un psiquiatra, y tenía razón. Ya nada tiene sentido. Ya no necesito decirle todo eso que tenía guardado para sentirme bien. Ya no me importa si todavía piensa en mí, y ya no es él en quien pienso antes de dormir.

Y tengo miedo de pisar el palito si lo vuelvo a ver. No quiero vivir otra vez una relación que me haga sufrir. Quiero que la próxima sea la mejor cita de mi vida.

8 comentarios:

vanina dijo...

Peor cita, debio terminar esa noche. Al seguir contando fue la pero relacion!
Tenes que quererte, no quiero sonar como libro de autoayuda... pero tolerar que nos traten mal es decirle claramente al otro que no valemos. Un beos y gracias por tu comment en nuestro blog... Ah! y por el link!

Sil dijo...

Gracias Vanina, como siempre uno aprende la lección después de haberse equivocado.

Anónimo dijo...

¡¡¡...ME PARECE QUE ESTOY DE MÁS...!!!...nó,creo que nó...bueeeeeeno en fin,no tengas miedo de pisar el palito otra vez,hacé una cosa llevá un palito en la mano y cuando lo veas venir...DALE un varillazo en la cabeza a ver si entiende,a ver...!!!

PD 1:porqué no me dijiste que tenías psiquiatra.
PD 2:acá se termina nuestra relación profesional.
PD 3:escribí muchos "PD"
PD 4:éste es el último...SALUDOS SIL...y decíme si no te gusta el toque de humor que le doy a mi visita(acepto ReclamoS).

Sil dijo...

1. Fueron 4 ò 5 sesiones hace muchos años
2. :(
3. Ta bien
4. Me gustan tus comentarios :)

Freedom dijo...

como dicen todos las segundas partes nunca fueron buenas!!!! Seguro viene algo mejor !!!

Kitty Wu -MateriaLeve- dijo...

Me acuerdo de haber leido este post alguna vez, pero ahora cobró un sentido totalmente nuevo.

Natalia L. Z dijo...

Por casualidad llegué a este blog y leí lo de la peor cita de tu vida.
Me identifiqué tanto contigo... También pasé muchas horas esperando un saludo por MSN, más del alguna vez me acosté pensando en quien no pensaba en mí y soñé con verlo para aclarar ciertas cosas. Pero entendí que a veces es mejor de las cosas como están y que si la vida no nos da la oportunidad de mirar nuevamente esos ojos que un día nos cautivaron, es porque quizás (y pese a que muy dentro de nosotras lo sabes pero no lo queremos reconocer) cuando los contemplemos olvidaremos el daño que causaron con su silencio y lejanía.
Gracias por compartir tu relato...
Saludos y ánimo!

Sil dijo...

Natalia: esta historia es vieja! Hace más de un año que no sé nada de esta persona. Por suerte con el tiempo olvidé todo (en realidad no me olvidé, pero ya no me hace daño). Gracias por tu mensaje