jueves, 28 de mayo de 2009

Próximamente también a través de Ticketek

Me parece ordinario, de pésimo gusto, y en contra de todas las normas de etiqueta, ceremonial y/o protocolo, tener que pagar para ir a una fiesta de casamiento.

Los que se casan lo hacen porque quieren, entonces ¿por qué obligan a los demás que les paguemos el capricho? ¡Si no tienen plata que no hagan fiesta, y listo!

Solamente en este país (¿alguien sabe si existe esta costumbre en otro lado?) puede haber surgido la idea de cobrarte para ir a su fiesta como si fuera la entrada a un recital. Repito, nadie les obliga a gastar tanto dinero. Además, por los precios que hay que pagar, como mínimo esperaría que esté Andrea Bocelli cantando el Ave María. Pero no. Es siempre el mismo helado de crema americana, el mismo cotillón berreta y el mismo DJ cuartetero, por el dinero que usaría para ir 15 veces al teatro.

"Realmente queremos que estés con nosotros en este momento tan especial, pero lamentablemente no podemos blablabla...". Si realmente me quisieras tanto no me pedirías que te ayude a solventar los gastos de tu patética fiesta, que en definitiva es igual a tantas otras.

Como si esta miseria no fuese suficiente, y porque esta sociedad sigue involucionando, nuevas (malas) costumbres se han agregado al circo. Y cuando creí que ya lo había visto todo (que al abrir el sobre caiga la tarjeta de Falabella , o peor, que en la misma tarjeta ya venga impreso el COMPRAME REGALO ACÁ, o que te inviten dos días antes porque otros invitados se fueron dando de baja y vos que estabas en los últimos lugares has ido escalando posiciones hasta poder cubrir la vacante, y que encima te avisen por mail y te digan "te debo la tarjeta porque no tenemos más"), ¡algunos hasta te hacen el favor de que puedas pagar la "invitación" en cuotas!

Desde que en 2001, la primera de mis compañeras de colegio se casó (la tarjeta costaba $20 y aún así no fui!) he podido elegantemente eludir este tipo de compromisos. Así que ya saben, si quieren que vaya, no me pidan que pague.


36 comentarios:

Da dijo...

Yo sé que es completamente cierto lo que decís, pero... ¿los demás lo entenderán?

Da dijo...

Y me olvidaba ¿Andrea Bocelli cantando el Ave Maria? ¿Tan de cuarta era el casamiento? jajaja

Flor dijo...

Existe eso?

Ahh noo se fue todo a la mierda

La gente esta en pedo

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, no fui a ninguno de los casamientos que me invitaron y tenía que pagar la tarjeta, y no es por amarreta, simplemente porque pienso que si te casás y no tenés plata para la fiesta NO LA HAGAS! Igualmente hay otros especímenes que me caen peor, son los que se pagan la reeee fiesta tirando la casa por la ventana y se van de luna de miel a..Mar Chiquita.
Besos. Tana

Sil dijo...

Da: los demás quiénes? De última qué c... me importan los demás! Lo otro te lo contesté en FB.

Flor: todo, menos lo de Ticketek, existe. La imagen que pegué es real, de un casamiento que tuve en febrero. No les regalé nada porque sabía que la luna de miel ya estaba pagada por la abuela del novio, y además tuve que gastar en transporte y alojamiento porque la fiesta era en otra ciudad. "Que agradezcan que vine" fue más o menos mi pensamiento.

Tana: más allá de que si tienen plata o no, ¡la fiesta es de ellos!, ¡la hacen porque quieren hacerla ellos, y no tienen derecho a pedirle a los demás que les ayuden a pagarla!
Y habrá gente a la que le importa más la fiesta que el viaje.

Amelia dijo...

Jamás se me hubiera ocurrido una atrocidad semejantes, si me llega una invitación donde diga que hay que pagar para ir llamo a los novios y les digo tanta cosa que les vana doler las orejas...

esto es infame!

jugodemaracuya dijo...

Por acá hacen algo similar pero con cierto disimulo.
En lugar de dar regalos, en las invitaciones especifican "lluvia de sobres", hablando claro, toca llevar plata entre un sobrecito. Me parece de muy mal gusto.
Saludos.

Natalia Alabel dijo...

Ay Sil, me pone de la nuca cuando alguien dice "Sólo en este país puede ocurrir tal barbaridad o tal otra". No lo hagas por favor. Me pone histérica.

Graciela Fernández dijo...

Chicas, chicas... A ver, tómenlo como regalo de casamiento. En lugar de una licuadora o un juego de sábanas, le regalan a los novios un pedacito de la fiesta. Porque cuando los invitados pagan tarjeta no hacen regalos, obvio. Yo no voy a fiestas por compromiso, pague o no la tarjeta. Si voy, es porque los novios son amigos,y si son amigos, no me parece mal colaborar con ellos.
En lo que sí coincido es en la "berretez" de la mayoría de las fiestas; eso es lo que más duele, pagar de más por algo que no lo vale.

Maloperobueno dijo...

Es una grasada cobrar entrada para un casamiento.
Pero la venganza tiene ese sabor dulce, estos matrimonios no prosperan.
Saludos

Silvina dijo...

Che! yo quiero ir a un casamiento!! Quiero comer postres ricos y papas noaset!

Pero no tenía idea que ahora se cobra la entrada!

Sil dijo...

Amelia: debe ser invento cordobés entonces, acá hace por lo menos 10 años que se usa.

Jugodemaracuya: a mí también me parece de mal gusto.

Natalia: no es para que hagas tanto escándalo. Lo cambio: "sólo en esta provincia..."

Graciela: supongo que esta historia se inventó porque la mayoría de los que se casan ya vivien juntos y no necesitan nada para el hogar, pero ogial, debería haber otra manera que no sea cobrándote la entrada.

Maloperobueno: sos más malo que yo! jajaj

Silvina: como comenté más arriba acá hace años que se usa!

Bays dijo...

Gracias por pasar por mi blog. Te copaste leyendo! Ja!

Anónimo dijo...

Mira vos, yo justo conozco una pareja amiga que se va a casar en SETIEMBRE y pide plata para la tarjeta... Pero nunca pensaste que ellos trabajan a full y sin embargo no pueden pagar a toda la gente que va? O vos tenes el sueldo millonario? Bahh! deja de hablar estupideces y ponete a trabajar...

Sil dijo...

Bays: de nada!

Anónimo: escuchame pelotudo, si no tienen plata que hagan una reunión en su casa con sus 8 parientes comiendo sanguchitos de miga y que se dejen de joder. Yo no le pido plata a la gente para que me ayude a pagar la cuota del auto o de las vacaciones. Vos dejá de leer mis estupideces y ponete a trabajar también.

Tam dijo...

Hola Sil,
Recién descubrí tu blog, pero en esta entrada quisiera dejar mi opinión.
Hasta ahora no me tocó ir a un casamiento en el que se tuviera que pagar la tarjeta (impuesto a la entrada al selecto grupo que compartirá la noche, jajaj) y la verdad me parece pésimo. El día que me case (si lo hago algún día) voy a hacer la fiesta con lo que ahorre yo!
De los casamientos que me invitaron, la mayoría venía con la tarjetita del lugar donde los novios tenían la lista de casamiento, pero a mis más amigos les preguntamos que preferían que les regaláramos plata (y entre el grupo decidimos cuanto poníamos).
Slds!

Ene Deláa dijo...

Tengo opiniones encontradas al respecto. Por un lado me suena de mal gusto tener que pagar. Peeero tal vez si mi sueño fuera casarme con una gran fiesta, preferiría que en vez de gastar plata en regalos inservibles, ese mismo dinero lo apliquen a otra cosa. No se, lo tengo que pensar un poco más jaja.
Besote!

Sil dijo...

Tam: además ponele que la tarjeta cuesta $150, capaz que algunos no puedan pagar tanto y ponen menos plata entre varios y hacen un lindo regalo. Si tomamos el precio de la tarjeta como un regalo, es injusto o incorrecto que te digan cuánto gastar.

Ene: puede ser, pero a mí no me daría la cara para pedir que paguen la entrada. De cualquier manera te digo lo mismo que a Tam.

Saludos!

Paula, la malvada dijo...

Nuevas (y de mal gusto) modas.

Da dijo...

Me parece bárbaro lo que dice Ene Deláa. Lo de quiénes entenderían, no sé qué quise poner, ahora no me acuerdo la verdad, cosas que se me ocurren.
Y qué bueno que empiecen a aparecer anónimos rompebolas! Quiere decir que el blog se está haciendo popular.
Besos.

Sil dijo...

Paula: coincido.

Da: no me imagino siendo popular, ni siquiera de manera anónima. Pero me divierten los anónimos! Besos.

Ene Deláa dijo...

Rapidito, rapidito!
En mi blog hay regalito.

Comento más luego. Beso!

Zeithgeist dijo...

hay q ser ordinarios para hacer una fiesta de esas... Igual la gente sigue yendo a los casamientos a pesar de quejarse un mes antes. UHHHH TENGO EL CASAMIENTO DE FULAAANOO. ENCIMA LO HACE EL DOMINGO EL BOLUDO Y HACE COMO 10000 AÑOS Q NO VEO A NADIE DE LOS Q VAN.. Y para que vaaaassss por diossss

Sil dijo...

Zeithgeist: alguna vez tendríamos que dejar de hacer las cosas que hacemos por compromiso, no? Supongo que todos seríamos más felices.

Parezi dijo...

No entiendo lo de las tarjetas, nunca me invitaron a una fiesta así, sabía q en algunas provincias se usa, pero es muy forzado...
Nosotros pusismos como lista de regalos la luna de miel, todos colaboraron ahí o con un sobre, pero los q no pudieron o no quisieron no nos regalaron nada y no por eso iban a perderse ese momento con nosotros.
Tenemos un amigo q sale con una chica de Rosario, ella quiere hacer eso y yo trato de no indignarme y aceptar la costumbre, pero la verdad me parece tan berreta!

Sil dijo...

Parezi: claro! lo de la luna de miel me parece lo mejor, cada uno aporta lo que quiere o puede.
Gracias por pasar!

Bodie dijo...

Ir a un casamiento es una de las peores cosas que te pueden pasar.
La ceremonia, la cena, el vals, el trencito, el carnaval carioca. Pffff
Encima hay que pagar?

Capitana del Espacio dijo...

Jamas me invitaron a una fiesta así, no pago ni en pedo! Prefiero que hagan un asado en una quinta, que es lo que haria yo si no tuviera plata.
De cuartaaaaaa!

Anónimo dijo...

Que mala onda que son todos. Lo que aqui sucede es que son todas unas resentidas, solteronas, amargadas que tienen que ir de fiesta en fiesta pagando y ver como se les va la vida sin poder uds. hacer su lista de invitados.
Pateticas las pobres infelices.
Yo me caso y cobro porque me la banco !!!

Sil dijo...

Anónimo: se nota que la cabeza no te da ni para inventarte un nick y que tu vida es tan vacía que lo único relevante que harás es casarte. Si la opción a ser una solterona es casarme con vos, elijo lo primero sin dudarlo. Espero que tu mujer te meta los cuernos en la luna de miel.

Sil dijo...

Bodie, Capi: estoy totalmente de acuerdo con sus comentarios!

Dayana dijo...

Me colgué leyendo.

Aporto esto:

Hace como un año y medio un compañero de un curso de portugués decidió casarse con su prima (si, ya viene raro desde ahí el tema) y los compañeros de curso fuimos invitados. Las invitaciones fueron hechas por mail (rareza 2) y a mi no me invitaron o nunca me llegó el correo, o se ve que no tenía agendada mi dirección (cosa extraña porque en el msn si me tenía).
Cerca de la fecha del casorio mis otros compañeros me empezaron a preguntar si iba a ir al casamiento del tipo este, que encima lo hacía a unos 100 km de donde vivo. A todo esto yo hacía 3 meses que había cortado con mi novio con el cual convivía y me había vuelto a vivir a la casa de mi flia, o sea que no tenía ni ánimo festivo, ni ganas de estar con parejas felices, ni mucho menos caer sola a un evento que ya veía que iba a ser un embole.
Pero la máxima fue cuando unos días antes de la boda recibí un mail del novio diciendo que como ya tenían todo lo de la casa, que colaboraramos con la luna de miel en el sur.

Obvio que no fui a la dichosa fiesta ni nunca mas lo vi a él.
Pero la verdad si pasamos en limpio que te casas con tu prima, hacés las invitaciones por mail, me entero de tu fiesta por otro que es el que me termina invitando y encima tengo que aportar para tu luna de miel es que sos un pelotudo.

Hay gente para todo en este mundo!

Sil dijo...

Desubicados y estúpidos hay en todas partes, menos mal que se casan entre ellos!

Pily dijo...

Sil me parece buenísimo tu blog! Soy de Capital Federal y nunca me pasó lo de la tarjeta pero sí de ser invitada sólo a la iglesia y que en el sobre de la tarjeta me viniera otra chiquita con los datos de la lista de casamiento ya sea Garbarino o cuenta bancaria.
Es cualquiera tener que pagar la fiesta de otro! lo mismo va para los cumpleaños.
"...Lo festejo en Puerto Madero..." Y al final vos le estás pagando "el festejo". Ya sé que en cuanto a lo de los cumpleaños van a saltar unos cuantos porque a muchos se les hizo costumbre hoy en día. Será que ya está todo desvirtuado?
Yo fuí educada con que si celebro, pago yo; me traen regalos y si no pueden no hay drama, pero ojo si no pueden! porque también me molesta mucho los ratas, que justamente coinciden con los que pretenden que uno les pague sus celebraciones en Puerto Madero.
En cuanto a la Anónima del 19 de junio de 2009 16:58 Se nota que ella es de ese tipo de comadrejas, porque ya no son ratas, pasan a un escalafón superior. Se ve que le afectó que le dijeran la verdad. Y quisiera decirle que no es como ella dice que son todas unas solteronas, porque yo me caso en Diciembre. Trata de hacer sentir mal a la gente que le dice la verdad, por lo mal que se siente al verse en el espejo, y ver que quedó como el o... actuando como una rata con sus invitados.
Y para que entienda porque tal ves no se lo enseñaron, pobre! Tener códigos no es lo mismo que solterona.
Saludos para Sil =)

Pily dijo...

Algo más!
Quise decir: tal veZ

Sil dijo...

Hola Pily: coincido 100 % con tu comentario. Gracias por pasar! Saludos.