lunes, 12 de mayo de 2014

Vivir sola

Hola, tengo 34 años y todavía vivo con mis padres.

Al escuchar esta frase más de uno saldrá corriendo, me imagino. No soy el estereotipo de gordo mantenido que vive pegado a la computadora pero algún problemita emocional tenemos los que hemos llegado a este punto.

Como no tuve que trasladarme de ciudad para estudiar ni he tenido una pareja estable, no existía un motivo concreto para irme. Y así fueron pasando los años sin que yo me diera cuenta, sintiéndome una eterna adolescente y pensando "cuando me case me iré". Hace algunos años (ya tenía como 27) me peleaba mucho con mi mamá y surgieron por primera vez las ganas de irme, pero económicamente era imposible. A esto le sumemos que mi mamá me decía que qué iba a hacer sola, que podía ser peligroso, que qué iba a pasar si me enfermaba, que ya no los quería más, que no valoraba lo que ellos me habían dado... Cuestión que al tiempo empecé a trabajar muy cerca de mi casa y con la excusa de la cercanía pateé el tema para más adelante.

Siguieron pasando los años y yo seguía sin darme cuenta. Cada vez se hicieron más frecuentes los ataques de pánico o ansiedad, lo cual me hacía pensar que en ese estado no podía vivir sola. Empecé terapia y después de unos meses llegamos a la conclusión de que lo que me genera esos ataques es el ahogo de estar todavía en mi casa. O bajo las órdenes de mis padres, mejor dicho. Porque a pesar de que soy bastante grande, todavía estoy cumpliendo el rol de hija/nena.

Durante mucho tiempo me autoengañé con que tengo mi plata, mi auto, puedo ir a donde quiera, pero en realidad no soy libre. Si vivo en la casa de otro, tengo que cumplir con las reglas del otro. Los sábados hay que limpiar e ir al supermercado, y si un fin de semana no estoy para cumplir algo de eso "no importa, hacé tu vida", pero "no sabés todo lo que trabajé cuando no estuviste" y "no te lo estoy echando en cara, solamente te lo cuento, porque vos te divertías pero yo lo único que te puedo contar es que trabajé". Puedo llegar a la hora que quiera (¡pero sin olvidarme de avisar!) pero "no me pude volver a dormir porque hiciste mucho ruido cuando llegaste". Puedo ir a danza, canto, bonsai, una actividad distinta cada día, pero "esto no es un hotel". Podría seguir pero no quiero aburrirlos.

Cuando me di cuenta de todos los años que había desperdiciado me largué a llorar. Supongo que si no me di cuenta antes es porque todavía no estaba lista para hacerlo. No puedo creer todo el tiempo que soporté vivir así, pero afortunadamente pude "despertarme" y voy a revertir la situación.

Después de tomar la decisión, vino lo segundo más difícil que fue comunicárselo a mi familia. Primero no se lo tomaron en serio, después intentaron por todos los medios convencerme de que me estoy equivocando, y ahora están en la etapa de entusiasmo mezclado con tristeza por lo rápido (?) que pasó el tiempo.

Yo estoy contenta y ansiosa aunque también con muchos miedos (¿me voy a deprimir? ¿y si me enfermo? ¿y si me asaltan? ¿aprenderé a cocinar? ¿y si no soporto y tengo que volver? y otros). A veces no tengo ganas de preocuparme más y digo "bueno, me quedo en mi casa, ya estoy acostumbrada", pero sé que así no voy a crecer nunca. Es algo que hay que hacer aunque duela (que en mi caso va a ser mucho).

Sólo espero estar tan ocupada tratando de manejar mi vida que no me quede tiempo para pensar estupideces.






24 comentarios:

querés melón? dijo...

buena decisión, suerte con ello.

Pau Go dijo...

Es lo mejor que podés hacer en tu vida. Vas a estar bien. Vivir sola es lo más! Todo se acomoda :)

Dayana dijo...

Y la fiesta de inauguración de casa/depto nueva/o cuándo es?

Ann dijo...

Justo hoy hablaba con una compañera sobre lo bueno que debe estar vivir sola. Nunca me pasó, pero a veces me coparía!! Siento que por ahí es algo que me faltó experimentar.

Te deseo lo mejor!

Sil dijo...

queres melon: gracias.

Pau: gracias! Me hacen falta mensajes que me den ánimos.

Dayana: faltan un par de meses, por ahora sólo tengo una sartén :)

Ann: yo me imaginaba pasar de vivir con mis padres a vivir con una pareja pero no se dio. Espero que resulte. Gracias!

Marga dijo...

Te entiendo, yo viví con mi padre hasta los 31 años, que me fui a vivir en pareja, y sólo así pude salir, sino creo que ahora,10 años después seguiría ahí, como mi hermano. Ahora hace un año que vivo sola, y pasado el duelo, puedo decir que me gusta y estoy bien.
Así que no tengo dudas de que vos también vas a estar bien.

Besos.

Gabrielli dijo...

Me siento un intruso de testosterona jajajaja

Sé lo que es tener 34 (los tengo en este momento) pero en lugar de vivir con mis padres en este momento estoy sin laburo, así que más o menos lo mismo... por más que no digan nada, uno sabe que en cierto modo existe el reproche "todo lo que hago/hacemos..." por más que no lo expresen y la verdad no está bueno.

Me alegra mucho esa decisión, quedate tranquila que no te vas a arrepentir. Cariños!

Sil dijo...

Marga: gracias! Un beso.

Gabrielli: bienvenido! Es verdad, no suelen pasar muchos hombres por acá. Gracias por tu mensaje y espero que consigas trabajo pronto! (Y ya me pongo a leer tu blog).

Lola dijo...

Me parece FANTASTICO que hagas lo que sea que sientas que te va a ayudar a estar mejor.
No tendrías por qué deprimirte, andá haciendo una lista de cosas que no podés hacer ahora y podrás hacer cuando vivas sola... te doy un ejemplo: adoro armar puzzles, cuando vivía con mis viejos no podía:se requiere espacio por un tiempo y en mi cuarto no me entraba el tablero, y en cualquier otro lugar (y eso que la casa era grande) "molestaba" el living era para tenerlo impecable "para las visitas", en el comedor diario era aguantar caras de culo y en la habitación de servicio menos, había que dejar armada la table de planchar. Con el tema de pintar pasaba parecido. Después de casada MC llegó muy pronto y tampoco, o se comía las fichas o se tomaba medio litro de barniz en cualquier descuido, así que ahí estamos.
Retomando, seguro hay un montón de cosas que querés hacer y no podés, armate una lista porque después te olvidás, y si pinta el bajón, ya sabés; y aunque no sean cosas para hacer, que sea cosas para recordar: pensar que en este momento puedo comer lo que se me cante (otro ejemplo? en una epoca yo laburaba mucho los lunes; tanto que no podía almorzar. Llegaba a casa con un hambre feroz pero mi vieja siempre fue de la idea que los lunes "hay que comer liviano", y eso que no eran épocas que los domingos hiciéramos asado, así que cenar zapallitos hervidos después de no haber comido todo el día (y mi madre lo sabía) no me ponía demasiado feliz.)
Si te enfermás: no pasa nada. Te quedás calentita en la cama. Si necesitás algo llamás a tu mamá o a quién sea, te estás yendo de su casa no te estás divorciando.
Si te asaltan? Bueno, si vivías vos sola con tus padres, me imagino que la mayor damnificada ibas a ser vos aunque estuvieras con ellos, así que es más o menos lo mismo. Sé que la situación a nivel seguridad está que no da más, pero tampoco te pongas a pensar en las cosas negativas. Tratá de tomar todas las precauciones posibles: por ejemplo vivir en departamento, tener buena relacion con el encargado y los vecinos, poné una alarma, botón antipánico, lo que te haga sentir mejor, y relajá.
Respecto a cocinar, no sabía que no sabías, jaja, creo que es una de las cosas que más disfruté cuando me casé (con la contra que mi marido no cocina, y se convirtió en una obligación). Pensá en las comidas que más te gustan, y si no son complicadas empezá por esas. Hoy con youtube es mucho mas facil aprender a cocinar aunque no sepas ni hervir una papa.
Y si te tenés que volver? y bueno, si es lo mejor, y lo que deseás, como ahora irte, no tiene nada de malo!!!
(sigo en otro mensaje, perdón por la extensión!)

Lola dijo...

A eso quería llegar. Entiendo que la gente estigmatiza a la gente adulta que vive con sus padres como "el gordo mantenido" "el eterno adolescente" y no digo que no sea así en algunos casos, pero en muchos otros la realidad es muy diferente. Yo me casé con casi 30 años (sí, qué antigüedad, me fui de la casa de mis padres sólo para casarme), pero eso me permitió tener ahorros y comprar la casa donde vivo actualmente (no sola, obvio, pero es un departamento muy amplio, lindo y en un muy buen barrio). Mientras muchas compañeras de laburo, mas o menos de mi misma edad y que mas o menos ganaban lo mismo que yo, eran "mujeres independientes que vivían solas"... en el depto que les había copmrado papito... quien era más "mantenido"? Otros siguen siendo eternos inquilinos... qué se yo, te super entiendo que vivir en la casa de tus viejos no es fácil (al menos no como me criaron a mí, y seguramente a vos, donde no es que encontrabas todo hecho) pero invertir el dinero de manera inteligente no me parece de gente con problemitas emocionales.
Te doy otro ejemplo de una amiga, con la que hablé hace pocos días y me planteaba algo parecido: tiene más o menos tu edad, también vive con los padres y encima de tener que aguantar el estigma de "gorda mantenida con problemas emocionales" lo que tiene que hacer además de laburar todo el día es mantener a los viejos. Gana bastante bien, pero los padres al envejecer no pudieron mantener el nivel de gastos pero sí quieren mantener el nivel de vida; y son cosas que uno como hijo no les puede cortar: por ejemplo la prepaga (quién te toma después de cierta edad y más con problemas de salud?) o el departamento donde viven que tiene expensas altas (si el padre tuvo un infarto poco después de que vendieran su auto, cómo lo saca de la casa donde vive hace como 40 años?) O sea que se le va el 80% de lo que gana en cosas que no ve (bueh, sí, tiene un lugar para vivir, y comida que come; pero no en cosas para ella como viajes, tecnología, ropa, zapatos o carteras caras, y demases)... y creo que no es la única, hace un año leí un artículo al respecto que es el único que encontré, porque hasta cuando buscás en google te aparece al revés: hijos mantenidos por sus padres (que repito, muchas veces parece que la juntaran con pala de lo exitosos que son y atrás solo están los papis) y nadie habla de la otra realidad de los hijos que tienen que mantener a sus padres... me toca porque si bien no en lo economico, sí me pesa en otras cuestiones como trámites, médicos y otros menesteres de la vida cotidiana suyos de los que yo tengo que ocuparme... así que qué se yo, de mi parte me pone bastante mal que se juzgue que se tienen "problemitas emocionales" sólo por vivir con los padres hasta más edad de lo que la mayoría hace hoy en día.
Perdón por el testamento!!!!

Sil dijo...

Lola: Me encantó tu mensaje! (No te preocupes por la extensión, me encanta leer).
Yo pienso que las cosas uno las tiene que hacer cuando siente que es el momento, no cuando la sociedad lo indica, pero me relajé demasiado y me di cuenta de que en cualquier momento me va a tocar estar del otro lado, como vos decís, de mantener o ayudar a mis padres, y ¿cuándo tuve un momento para mí? Nunca!
Justo ayer leí una de esa frases que ponen en Facebook que decía más o menos "la zona de confort es un lugar hermoso, pero allí no crece nada". Me va a costar muchíiiisimo irme, fundamentalmente porque siempre hemos sido muy unidos, y siempre he vivido en la misma casa, pero sé que a la larga me va a hacer bien. Y de última, bueno, volveré, pero necesito hacer la prueba.
Gracias!

Ashiku dijo...

HAsta ahora no se dio, no pudiste, no quisiste o no era el momento. Ahora sí. A los 34 se llega en dos patadas. Punto, es tu vida, ¿a quién hay que darle explicaciones? Seguramente sos mucho más independiente que nenas de mamá que conozco que se independizaron entre comillas, en el depto que les compraron y hasta para prepararle la mamadera al bebé recurren a la mamá. Naaaaa, no es fácil en este país por lo menos, tampoco tiene sentido común habiendo lugar en tu casa, tirar la guita en un alquiler. Dicho esto, qué buena experiencia!! Cómo vas a disfrutar, cómo t vas a enriquecer y consolidar en muchas cosas. Y vas a ver qué hermosa nueva relación construís con tus padres. QUeremos posts de mudanza y al mes de vivir sola, para que lo cuentes!

Sil dijo...

Ashiku: qué lindo mensaje, gracias!
Por supuesto que escribiré al respecto :)

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

A mí lo único que me daba miedo cando me fui es que no me alcanzara la plata. Después dormir a la noche porque le tengo miedo a la oscuridad, pero todo se fue acomodando.
Creeme que cuando tenés tu hogar sos plenamente feliz.

Sil dijo...

Cintia: supongo que las primeras noches me costará dormir pero me acostumbraré. Gracias por tu mensaje!

Niña Hereje dijo...

Viste cuando lees algo y te querés morir?, bueno, ESO. :P no vivo con mis padres pero tengo muy a flor de piel la frustración de decisiones que por algún motivo, NO PARO DE PROCASTINAR. Bien por vos, que le diste para delante a pesar de los miedos. Todo lo mejor!!!

Sil dijo...

Niña hereje: gracias! Ponete las pilas y a avanzar!

La Ahorrativa dijo...

Empezar a vivir sola es una experiencia maravillosa, yo heredé un departamento de mis abuelos y mi hermana otro, Pero el tema es que no tengo un trabajo fijo, soy free lance y al principio me costó mucho poder juntar la plata para pagar las cuentas, las expensas, los servicios, equiparme, pero de a poco fui lograndolo. Vale la pena !!

Bigote Falso dijo...

Oh! que gran, y sobre todo valiente, relato. Me siento identifico!
Gracias, gran gran relato.
En Bigote Falso estoy con una sección poniendo en "su lugar" algunas cuestiones.
Invitamos a pasearse por allí: http://www.bigotefalso.com.ar/2014/06/sin-titulo.html
Culp



Bigote Falso dijo...

*Me siento identificado!

Sil dijo...

La Ahorrativa: gracias por tu mensaje!

Bigote: me siento menos sola, entonces :)

La Ahorrativa dijo...

No hay nuevo post sobre la experiencia de vivir sola ? Vamos !! No seas tímida

Sil dijo...

No, todavía no me mudé!

JLO dijo...

y?? ya pasó? ja