viernes, 9 de marzo de 2012

Trastorno de ansiedad

Les anticipo que esta entrada es un poco densa, pero necesito desahogarme. A lo mejor hay alguien que pasa por lo mismo y me da algún consejo, o aunque sea un "te entiendo".

La primera vez fue a principios de 2002. Creo que empezó cuando me compré unos lentes de contacto que me dejaron unos defectos en la visión por un par de días. Luego de la visita al oculista, del reclamo a la óptica y de los nuevos lentes, ya no tenía de qué preocuparme, pero había quedado algo nerviosa, o deprimida. Rara. Semanas después, mientras cursaba el ingreso a Comunicación Social, me empezó a pasar algo más raro. Cuando iba por la calle sentía que me mareaba o que me iba a desmayar, cuando quería estudiar no podía concentrarme (mi hermana me tenía que leer), se me había cerrado el estómago y estaba constantemente nerviosa (movía un pie o me mordía una uña). Los días que tenía ensayo de coro no quería ir, pero tampoco quería quedarme en mi casa. No recuerdo cuánto duró (no más de diez días, supongo), pero se me pasó, solo.

La segunda vez fue en septiembre de 2004. Después de haber estado cuatro días en cama por una faringitis, el día que tenía que volver a trabajar me sentía rara, como flotando, así que fui a avisar que me volvía a mi casa. Si mal no recuerdo esa tarde me desmayé porque no había comido casi nada. Al día siguiente volví a la oficina, pero cerca del mediodía me empecé a sentir rara otra vez, mareada, nerviosa. Mi papá me fue a buscar y me llevó al trabajo de mi mamá (un servicio de emergencias), donde un médico amigo de ella me dijo que tenía una crisis histérica y me recetó unas pastillas. Éstas me calmaron un poco pero seguía igualmente rara, así que fui a la guardia psiquiátrica de un sanatorio, donde me diagnosticaron trastorno de ansiedad y me derivaron a un psiquiatra, al cual fui pocas sesiones y quien me dijo que para curarme tenía que liberarme de lo que me estaba haciendo mal. Yo sabía qué era, pero no quería hacerlo, así que entre pastillas la fui piloteando por casi un año.

Me cambié de trabajo y mejoré un poco, pero a fines de 2006 volvieron los mismos síntomas: no poder comer, sentir que me mareaba, nervios. Fueron unos 4 meses en los que bajé muchísimo de peso, hasta que finalmente tomé la decisión que el psiquiatra me había aconsejado un par de años antes, y mágicamente me recuperé.

O casi. A fines de 2007, otro asunto de mi vida hizo que la locura volviera. Otra vez fue necesario cambiar de trabajo para alejarme de lo que me estaba haciendo mal, y me recuperé y me mantuve sana por más de un año. A principios del 2009 me atacó otra vez la ansiedad pero duró apenas unos días. Durante el 2010 no recuerdo, pero creo que estuve bien. El 2011 fue un desastre, y si bien no llegué a experimentar todos los síntomas de la ansiedad, estuve nerviosa y bajé de peso. Ahora parece que todo el año anterior se me vino encima y los síntomas del trastorno también. Y como si eso no fuera suficiente, zas! una mala noticia en el trabajo, que en circunstancias normales no me habría afectado demasiado, terminó destruyéndome y caí nuevamente. Hace más de una semana que volví a tomar un ansiolítico porque no puedo dormir, me despierto con nervios como si estuviera a punto de tirarme de un avión con un paracaídas que sé que no se va a abrir, tengo un nudo en la garganta que no me deja tragar nada sólido, como tengo hambre me imagino que estoy por desmayarme y eso me asusta más y me pone más nerviosa, el corazón está a mil, tengo ganas de llorar sin motivo (la semana pasada tuve dos crisis de llanto inexplicables), no tengo ganas de hacer nada.

Busco leer cosas que me ayuden pero no siempre funciona. Los ejercicios de yoga que aprendí para estos casos no me hacen nada. En otras ocasiones me hizo muy bien el reiki y las flores de bach, pero la mina que me atiende está de vacaciones. Mi médico homeópata también me dio un turno para muy adelante. No sé si ir a un psicólogo. Me da por las bolas pagarle a un desconocido sólo para contarle las desgracias de mi vida. No tengo con quién hablar, mi familia ya está harta de estas crisis mías y no tengo amigos lo suficientemente cercanos como para que me banquen en esto, la única amiga que me entiende, porque además sufre de lo mismo, está en Canadá. Voy a retomar danza, para ver si libero toda la mierda energética que tengo acumulada. Ah, también leí que estos problemas tendrían una causa química, de los neurotransmisores que cuando se liberan en la sangre producen estos trastornos psicológicos; tengo el dato de un médico que es muy bueno en este asunto pero tampoco quiero que me haga mil estudios y me llene de medicamentos.

El que nunca pasó por esto (angustia, trastorno de ansiedad, ataques de pánico) no sabe lo que es. Ya he escuchado mil cosas, desde "eso porque no tenés problemas serios, solamente pensás en pavadas" hasta "relajate, todo está bien". No se puede. Yo sé que es mental, que tengo que controlarme, tranquilizarme, pensar en que no me va a pasar nada porque en definitiva me pasó otras veces y ya sé cómo es y de todas me recuperé, pero no siempre lo logro. Los que me rodean no entienden lo mal que uno se siente y no entienden que no quiera salir, o que no tenga ganas de reirme, o que no tenga energías para nada. Otras veces la gente ni se entera, finjo una sonrisa, sostengo una conversación mientras mentalmente pienso "por favor que se calle y se vaya o me voy a desmayar acá mismo". Lo que más me preocupa es que la pelota de angustia que tengo en la garganta no me permite comer, y cada vez parezco más un esqueleto. ¿Por qué no soy de esas personas que cuando están ansiosas comen y comen?

En fin, así es como me siento por estos días. Bastante confuso me debe haber salido el texto, porque lo escribí de corrido casi sin pensar. ¿A alguno de ustedes les pasó algo similar? Seguro que sí. Me acuerdo que en una época, éramos cuatro mujeres en la oficina, y las cuatro habíamos pasado por esto en algún momento.

Me pregunto si estas idioteces mentales también ocurrían durante la edad media o son cosa de la vida moderna.

14 comentarios:

JD dijo...

Si, me paso algo así, el tema es que yo ya sabia porque era mi ansiedad y todos los nervios. Tenia tan metido en la cabeza que solo existía una solución, que nada de lo que hacia me hacia sentir mejor.

Para mi siempre paso esto, pero ahora le damos mas importancia de la que tendríamos que darle supongo.

Marga dijo...

Me pasó algo parecido cuando tenía 19 años; no pude salir de mi casa por un año entero porque sentía que mi cuerpo no me respondía y que me iba a desmayar porque me faltaba el aire.

Se me pasó solo, descansando un año de mis recién comenzados estudios.

Espero que te mejores pronto.

Ashiku dijo...

HOla Sil! Te cuento que yo tuve dos veces algo parecido. Una, muy profunda, fue cuando nos inundamos en Santa Fe, mi ciudad. El agua no estuvo en mi casa, aclaro, pero no sabíamos cuándo nos iba a llegar; todo era un caos, una catástrofe,todo lo que veíamos alrededor era doloroso, desde la gente que corría a la noche descalza por l calle, hasta los perritos sin hogar, muertos de hambre, los caballos en las plazas, la pobreza, la muerte... se siente que se ha perdido la contención y seguridad diaria que -aunque no percibamos y sea insuficiente- nos da el sistema.

Todo lo que describís, tuve, y más. Pensé que nunca se me iba a ir la opresión en el pecho, podía respirar un poquito, pero nunca profundo.

¿Sabés cómo salí, qué me hizo bien? Intenet. Nunca había navegado hasta esos días de toque de queda, pánico, sin poder dormir. Acá no se podía hablar con nadie, todos estábamos igual. Me adentré en las aguas de internet y tuve suerte: encontré gente hermosa, bellísima, y me hice a partir de ahí 4 o cinco amigos de fierro, de distintas partes del mundo, con los que nos contamos cosas muy profundas, analizamos todo, nos aconsejamos. Una cosa muy loca, que ya lleva varios años, nos conocemos y queremos mucho, somos como un grupo de autoayuda que se reúne en forma virtual!!!!

Después, volví a pasar algo parecido, pero sólo unos días, cuando entraron a la casa de mis padres (ancianos), los maniataron, les pegaron, lastimaron. parece mentira cómo uno después corre la cortina en la mente y se lo saca de la cabeza, pero pasa.

A vos también te pasará, vos sabés qué te pone mal, digo yo. Vivir se trata de tomar decisiones, enfrentar lo que nos afecta. Si necesitás ayuda, buscala, ¿de quién más te vas a ocupar si no es de vos misma?

Ashiku dijo...

Pensando en lo que te escribí, lo que tuvo de liberador en aquel momento Internet, fue que me llevó a otras realidades, otros problemas que otra gente atravesaba; yo estaba en una ciudad inundada, pero otros estaban arrancando su vida en Australia, sin trabajo y sin saber el idioma; otra chica estaba por tener a su bebé en Italia y su mamá no estaba con ella; otros y otros... Eso me liberó, recuerod la sensación perfectamente.

La Peor de Todas dijo...

Te recomiendo que empieces a bailar de nuevo, la danza libera y afloja! Y cansa, te deja menos energía para la ansiedad!
Justamente una gran amiga y profesora de danza contemporánea sufre de estos ataques de ansiedad y de pánico, y pone toda su pasión en la danza para superarlos. Da clases en el estudio de Margarita Fernandez, pero me mata si te digo su nombre, jaja.
Ponéte en movimiento! Mucha suerte!

Mechicabota dijo...

Dos cosas:
1) Me pasó algo parecido en el 2006. La primera vez que me rompieron el corazón, laburaba en un lugar de mierda, me estafaron y me cagaron mucha guita, y después, como para cerrar, se incendió mi casa. Adelgacé mucho, parecía un esqueleto.
Me recuperé cuando empecé a estudiar en la facultad. Eso de tener algo nuevo que hacer, que te emocione y te de una razón para levantarte a la mañana sirve de mucho.
2) Pagarle a un psicólogo no es "pagarle a un desconocido sólo para contarle las desgracias de tu vida". Tenés que ver al psicólogo como si fuese él tu inconciente, y hablando te ayuda a darte cuenta qué es exactamente lo que te está molestando.

Que empieces danza me parece perfecto. Yo actualmente ando ligeramente anoréxica y deprimida desde el accidente de Once. Me hizo muy mal haber estado ahí. Y mi novio como para ayudarme, aceleró la mudanza. En el momento fue una cagada, porque teníamos mil cosas que terminar y me sentí abrumada. Pero ahora, que ya nos mudamos, siento eso de "la cosa nueva y emocionante" y me dan ganas de levantarme para limpiar, organizar papeles y ordenar. Y eso que a mí nunca me interesó la limpieza. Pero me levanto animada y hasta tengo ganas de venir a trabajar!
Fijate si es danza u otra cosa lo que te haría sentir bien.
¿Cómo vas con la batería?

Clau dijo...

Bue, entré a ver mi comentario y resulta que nunca lo publiqué! Sil, sé por lo que estás pasando (se ve que somos vari@s l@s que estuvimos ahí). Coincido con Mechicabota sobre el psicólogo: ellos tienen herramientas que nosotros no tenemos, puede ser una buena opción. Yo, amplia cultora de terapias alternativas, lo pasé con ayuda de mi médico, que trabaja sobre mis centros energéticos... dicen que yoga y tai chi también sirven, pero no sé porque no lo hice. Espero que estes mucho mejor. Un beso grande.

paularincones dijo...

Nunca he tenido un ataque de ansiedad, pero soy secretaria de un psiquiatra y lo que yo he visto es que basta con un electro encefalograma para saber qué parte del cerebro es la que "falla" y sobre eso es más fácil medicarte, si ago anda mal. Lo bueno de pagarle a un desconocido por contarle tus problemas, creo yo, es que no te importa cómo te guzguen, ni qué va a pensar de vos. Además, te puede dar puntos de vista muy distintos a los de la gente que te rodea.

Vivi dijo...

Bienvenida al club. Danza y psicologo. Como bien dijo paula no lo veas como un desconocido, es quien và a escucharte para no hincharle las pelotas a los demàs (una forma de decir, vos entendès) y ademàs es verdad, te và a dar una visiòn objetiva y novedosa de tu problema. Que a veces agigantamos. Yo soy la number one hacièndolo.

Sil dijo...

JD: yo en general también sé cuál es el motivo de la ansiedad y los nervios, el tema es que no lo puedo controlar my fácilmente.

Marga: el otro día veia un programa sobre gente con agorafobia y pensaba "ojalá nunca llegue a ese extremo".

Gracias :)

Ashiku: Internet me servía en los primeros tiempos, comentaba en foros, me daban consejos, me desahogaba, pero ya no me alcanza. Además a veces son tan fuertes los nervios que ni me puedo concentrar para leer.

Gracias por compartir tu experiencia :)

La peor de todas: empecé anoche las clases de danza! Ya hacía un par de días que estaba de mejor ánimo así que fui a la clase entusiasmada, mientras bailé no pensé en nada y llegué tan cansada que a la noche me dormí enseguida y de un tirón :)

Gracias!

Mechi: primero, el fin de semana tuve una "charla" conmigo misma, suena loco, pero me senté a "escribirme" para hacerme entrar en razón. Analicé todo lo que me está pasando, dejé por escrito cosas que ni siquiera me animaba a pensar, y me puse firme en esto de no dejarme caer en la depresión y la angustia, Me calmó muchísimo. Como comenté arriba, anoche empecé danza y me hizo bien. Batería empiezo en abril, estoy entusiasmada haciendo lugar en mi casa para comprarme una así que me voy recuperando de a poco.

Qué lindo lo de tu casa nueva! ^^

Clau: yo hice yoga una vez, cuando estaba peor que ahora, y no me sirvió. No soportaba el silencio y la tranquilidad de las clases, necesitaba algo que me distrajera, que me ocupar el cerebro. Tai chi me recomiendan siempre pero nunca probé.

Ya estoy mejorando, gracias :)

Paula: gracias, me sirve lo que me contás.

Vivi: gracias, cada vez voy juntando más fuerzas para ir al psicólogo.

Sirena Varada dijo...

Hola Sil, me sentí bastante identificada con tus palabras. Realmente estoy pasando por estos estados desde el año 2005, hice terapias con distintos psicologos, me va bien por un tiempo pero después siento que ya no me hacen efecto, creo que empiezan a intentar manejar mi vida hacerme pensar cosas que no creo ni voy a creer porque no las siento. Hice yoga, también me ayudó un poco pero ya no tengo ganas de volver porque me encuentro demasiado sensible y los ejercicios que trabajan con los chakras me hacen llorar, la profesora dice que está bien porque significa que se desbloquean pero detesto ser la llorona del grupo. Odio sentirme mal y que encima me digan eso que dijiste "no tenes cosas importantes o problemas reales entonces te preocupas por pavadas". Últimamente no encuentro respuestas a mi forma de ser, trato de aceptarme asi pero me gustaria ser una persona optimista y feliz. Creo que una de las causas de estos estados es que estamos demasiados abiertos al mundo y es dificil desconectarse de él y creer que todo esta bien cuando en verdad se cae a pedazos.

Sil dijo...

Sirena: coincido tanto con tus palabras!! "Me gustaría ser una persona optimista y feliz": yo también pienso eso todo el tiempo.

Dayana dijo...

Sil,
No sé cómo se me había pasado este post sin leerlo, recién me entero de todo esto.

A pesar que es viejo y quizás ahora tu situación sea otra, espero te sirva de algo mi comentario.

Yo también tengo algunos problemas para manejar la ansiedad, he experimentado crisis parecidas a las tuyas, he vivido casi todos los síntomas que has mencionado y también me han dicho que me hacía problema por boludeces. Así que creeme que sé muy bien de qué hablas.

Mi última crisis fue antes de irme a EEUU, por todo el caos del dólar y por algunos problemas personales que tenía. Llegué al día de mi partida agotada y sin ganas de viajar (algo que jamás me había pasado) de lo mal que me sentía.

Creo que para salir de esto es fundamental que pienses en la terapia.

Yo hace 10 años que hago y siempre que por una razón u otra surge algún periodo de crisis es mi lugar seguro para hablarlo.

Como dijo alguien por ahí, el psicólogo no te juzga, no va a decir "tus problemas son menos importantes que los del vecino", sino que está ahí para acompañarte en tu momento de dolor y de sufrimiento, algo que nadie en tu entorno cercano quiere hacer.

La otra cosa que va a darte una sesión terapeútica es un espacio de libertad. Ahí vas a poder putear con lujo de detalle a quien quieras y tu psicólogo no va a buscar que seas políticamente correcta si no que saques todo lo que tenés adentro para sentirte mejor.

También vas a encontrar herramientas, como dijo otra comentarista, para estar mejor.
Vas a aprender a entender tus crisis, a identificar qué las detona, a saber cómo funcionas, qué te hace bien, qué te hace mal, qué cosas tenés que evitar, qué cosas tuyas podés modificar para reducir la sensibilidad a la ansiedad, etc.

No te plantees que la terapia es "pagarle a alguien para que escuche tus problemas", es buscar ayuda médica para tu salud.

Si no estás bien, si no te sentís bien ni física ni mentalmente, entonces no estás sana y tenés que tratar de hacer lo posible para llegar a ese estado de armonía ideal en donde las cosas se acomoden como querés.

Entiendo que no enganches con la terapia, pero date la oportunidad de intentar una solución de fondo y a largo plazo para lo que te jode.

Podés medicarte pero cuando pasa el efecto de las pastillas los problemas siguen ahí, podés llegar muerta del laburo o del baile y cuando no estés cansada los problemas van a seguir ahí, podés canalizar parte de tu energía en la batería, el yoga o el coro... pero tus problemas van a seguir ahí.

Lo que a fin de cuentas sirve es poder resolver las cosas y, al menos en mi experiencia, el único espacio que encontré para entender qué me pasaba y después buscar la manera de resolverlo fue la terapia.

No te cargues la mochila de racionalizar lo que te pasa porque seguramente hay cuestiones muy profundas que no ves y que no vas a ver sola.

Tenés mi mail, me tenés en GTalk y cuando te sientas mal o necesites hablar con alguien sentite con la confianza de hacerlo. Si puedo ayudarte, con gusto lo haré.

Santiago Reyes dijo...

Yo sufro de estó y lo padezco aunque trabaje con Psicologa, es difícil ya que hay tiempos donde aparece y se queda afectándome varios factores de mi vida, a veces no se que hacer, sin embargo hay que salir adelante e intentar tratarse y deseo lo mejor para todas las personas que están sufriendo esto..! visiten mi blog maquinadepasante.blogspot.com