sábado, 31 de marzo de 2012

Buenos Aires

Me encanta Buenos Aires. Para los "nativos" no debe ser nada fuera de lo común, pero a los "pajueranos" nos deslumbra. La primera impresión que se tiene (o al menos a mis ojos) es que todo es enorme: los edificios, las avenidas, los carteles, los contenedores en el puerto. Otra cosa que me gusta es que siempre, a toda hora y en todo lugar, hay algo para hacer o para ver. Todas las veces que he estado he tenido la suerte de alojarme en pleno centro (¿o debería decir microcentro?), por lo tanto todo lo que me rodea es lindo e interesante. Si agregamos los negocios que acá no tenemos, la cantidad de extranjeros que siempre hay dando vueltas (y la oportunidad de poder hablar en otro idioma si por casualidad nos preguntan algo!), y descansar de escuchar nuestra tonada, la ciudad me resulta más que atractiva. Por lo menos una vez al año hay que estar ahí aunque sea un par de días.

Se imaginarán entonces mi felicidad cuando hace dos semanas me dijeron "mañana tenés que estar en Buenos Aires". Era la primera que vez que iba a trabajar (en el 2006 me mandaron dos semanas pero para hacer un curso), y ahí las cosas cambiaron, y Buenos Aires no es tanto una tierra de ensueños cuando hay obligaciones que cumplir.

Si bien la oficina está en una ubicación inmejorable (y el hotel en el que me alojé también), en esos cinco días (o antes) el ritmo de la ciudad me agotó. Acá tengo mi horario de almuerzo, que se respeta y durante el cual estoy tranquila. Allá era salir corriendo a comprar algo y volver a comer en el escritorio mientras se sigue trabajando. El primer día me fui casi a las 20.30. El jefe que tenía me pedía mil cosas a la vez y en 10 segundos quería que las tuviera listas a todas. Los días que salía medianamente temprano, estaba tan agotada que lo único que quería era cenar y dormir.

Muchas veces consideré la posibilidad de irme a vivir allá, pero después de esta experiencia, creo que lo pensaría dos veces.

Reformulo: me encanta Buenos Aires, pero sólo como turista.

13 comentarios:

Memé dijo...

de donde sos Sil?

noctambuleando dijo...

¡Totalmente de acuerdo! Me tocó ir dos veces a capacitarme hace dos años y me pareció una ciudad increíble, hasta que tuve que tomar el subte ocho a. m. cual ganado, hacer mil cosas en la oficina y chocarme con todo el mundo en hora pico. Dentro de poco voy unos días, 100 % turista, of corz! ¡Beso!

Marga dijo...

A mí me estresa bastante ya llegar a Retiro e ir caminando hasta el subte para ir al centro. Y dormir en los hoteles del centro con el ruido constante. Y me empuja la gente cuando me paro en la vereda para sacar una foto. Y qué caro es todo.
Sacando todo eso, la ciudad me gusta.

Sil dijo...

Memé: de Córdoba capital.

Noctambuleando: un gusto tenerte por acá nuevamente! Disfrutá tu estadía como turista :)

Marga: ahh, no me hagas acordar de los taxistas, eso sí no me gusta. Y esta vez estuve en un hotel con doble vidrio, no se escuchaba nada de nada :)

E. dijo...

Yo mismo nací en Capital, viví toda mi vida en esta ciudad, y, cada vez que por alguna razón tengo que ir al centro o a Retiro en día laboral, vuelvo a mi casa con dolor de cabeza. No entiendo cómo hace la gente que va todos los días para no morir a los 25 años de un ACV...

Un Poco Rara dijo...

Acuerdo totalmente. Nunca me tocó trabajar allá pero con ver un poco de tele o alguna peli me alcanza. Ni en pedo viviría allá, pero sí es hermosa para ir a pasear. Como dijiste, siempre hay algo para ver, no como en la aldea mediterránea.

Sandra Montelpare dijo...

De acuerdo con vos, Sil. Buenos Aires de turista un domingo o un sábado a la tarde, un cafecito para hablar de bueyes perdidos con mesitas en la vereda, eso sí me gusta. Por más de diez años iba todos los días desde gran bs. as. "al centro" y era agotador. Volvía no me quedaban ganas de nada. El tráfico, la gente que te luxa el hombro, la pelea casi darwiniana por conseguir un asiento en los transportes, el cemento que te tira temperatura asfixiante en verano. Ahí, paso y prefiero la modorra de mis calles de barrio...

Sil dijo...

E.: igual tienen la cabeza quemada.

UPR: jaja la aldea!

Sandra: te juro que esta vez me quitó las ganas de volver :(

La Peor de Todas dijo...

Yo soy porteña por nacimiento y elección, y amo esta ciudad porque la vivo despacio...! Nada de Retiro ni de microcentro ni de almuerzos apurados: los placeres de Buenos Aires son infinitos para quien tiene el tiempo de descubrirlos!

Sil dijo...

Claro, Retiro y microcentro es lo que más conozco, lo más lejos que llegué fue la zona de Córdoba y Scalabrini Ortiz pero ni idea qué barrio es, bastante más tranquilo que el centro. Será cuestión de alejarse un poco para descubrir otras cosas!

Un Simple Blog dijo...

Siempre nos gusta más lo que no tenemos.

Osvaldo dijo...

Coincido plenamente en lo fantástico que es Buenos Aires. Tiene muchas posibilidades para hacer y diversos lugares para conocer. Estoy alquilando un apartamento en buenos
aires
que me permite ir a diversos espectáculos de esta maravillosa ciudad

María Victoria dijo...

La ciudad porteña tiene algo muy muy especial sin duda.
Estoy viendo por departamentos temporarios en buenos aires como para probar la experiencia de vivir un tiempo allí. Que zona me recomiendan como para instalarme?