viernes, 23 de septiembre de 2011

Por qué no escribo

No puedo creer que a mí me pase esto; a mí, el paradigma de la impopularidad, me preguntan por qué no escribo más seguido y me dicen que me extrañan. Por respeto a mis fans (?), entonces, les cuento.

1) Ya no me pasan cosas. Nada divertido, nada que me haga enojar. Tampoco nada triste, lo cual es muy bueno, sobre todo en este año que empezó como el culo.

2) Pérdida de la inmediatez. Antes podía publicar desde el trabajo, pero desde que bloquearon Blogger, tengo que esperar hasta el fin de semana para postear (de lunes a viernes paso demasiadas horas frente a la pantalla como para volver a conectarme cuando llego a casa), y lo que se me ocurre el lunes, como sé que recién lo voy a publicar con suerte el viernes, lo voy dejando en borrador "para después, total tengo tiempo". Y a veces me olvido, o simplemente la idea que parecía genial el lunes, el viernes me di cuenta de que no lo es tanto y va a la basura.

3) Sobreabundancia de estímulos. Internet cada vez me ofrece más. Música, videos, series, películas, libros, fotos, artículos, juegos. No me alcanza el tiempo para ver todas las cosas que me gustaría. Hay tanto, que mientras estoy leyendo/viendo/escuchando algo, estoy pensando en todo lo que me falta por leer/ver/escuchar, y presto poca atención, corto los temas a la mitad, leo saltando párrafos. Además, por miedo a estar "perdiéndome" algo "importante", cada cinco minutos vuelvo a Twitter o a Facebook. Así no puedo concentrarme ni para leer ni para escribir.

4) Tengo otro lugar dónde expresarme. El motivo para abrir este blog fue para decir las cosas que no puedo decir en persona, o que no tengo a quién decírselas. Desde que tengo Twitter, me descargo mucho ahí.

5) Nuevo jefe. Con el jefe anterior tenía el 95% de mi tiempo laboral libre y podía escribir, pintar, componer música. Ahora tengo un jefe que me hace trabajar de verdad.

Espero que pronto vuelvan la inspiración y la tranquilidad para poder seguir escribiendo, que todavía es una de las cosas que más me gusta hacer.

9 comentarios:

Un Poco Rara dijo...

No no no, muy mal hecho.
Fijate que hay una opción para postear desde el mail. Me parece que en algún momento la vi.
Música, videos, series, películas, twitter y la mar en coche? No me charlés! Lo tuyo es fiaca.

Ann dijo...

Estás contenta con tu nuevo jefe?? Seguramente me enteraría si usara Twitter... ufa!

Sil dijo...

UPR: como no me pasa nada interesante, tengo que ponerme a pensar, y eso sí, me da fiaca.

Ann: super contenta!

Marga dijo...

Te entiendo, muchas veces me pasa que abandono el blog por no tener nada triste ni alegre, ni interesante, para decir.

Mechicabota dijo...

Te entiendo. Igual te sigo por Twitter ^^

Ale dijo...

excusas... escribi mas seguido!

ahora en serio, a veces me pasa lo mismo. es raro, como que quiero escribir pero no pasa nada. una cagada eso.

Martin dijo...

Twitter puede tener cualquiera pero no pierdas el blog! Si alguno mas tiene problemas para ver algunas paginas en el trabajo puede usar este u algun otro enlace que les funcione: http://www.b1secure.com/browse.php?u=http://sinrumboniorden.blogspot.com/
Sino busquen en internet "proxy anonymous navigator" y sean libres!..
Saludos!

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Sil. Bueno, se te juntaron una serie de cosas que ha generado como resultado esta demora en postear. De hecho que cuando las cosas cambian en el trabajo y te pones a trabajar de verdad, eso conspira para que puedas organizarte mejor. Y si a ello se agrega que no tienes mucho por contar o poca inspiración, pues el resultado es fatal.

Lo importante es que escribas cuando te motive hacerlo y no porque "tengas que" hacerlo. El día que eso suceda, comienza el camino cuesta abajo. Si tienes que postear solo una o dos veces por semana, pues a hacerlo. Es preferible sacrificar cantidad que calidad. Igual siempre estoy pendiente de tu blog y cada vez que postees, me alegrará leerlos y comentar.

Te mando un abrazo gigante.

LUCHO

Sil dijo...

Martín: puedo leer blogs, pero no los puedo comentar, y tampoco puedo escribir el mío.

Lucho: gracias por el consejo, escribir cuando se sientan las ganas y no por obligación.