viernes, 15 de julio de 2011

Cuentas claras conservan la amistad

(OK, usé un refrán, mátenme).

¿Cómo es la onda cuando uno le presta plata a un amigo y éste no la devuelve? ¿Hay que resignarse a no recuperar más ese dinero? A mí me da vergüenza pedirla pero más vergüenza le debería dar al que me está debiendo. ¿Mejor hacer como que me olvidé para poder seguir siendo amigos?

17 comentarios:

dijo...

Mmmm, es una situación bastante incómoda. Yo creo que si realmente es tu amigo, hay suficiente confianza como para decir 'che, necesito la plata que te presté' o algo asi..
no sé, odio cuando pasan esas cosas.
Te mando un besoo y ojala recuperes lo que es tuyo!! jajaja (:

Sandra Montelpare dijo...

te respondo con otro refrán. "contra el vicio de pedir está la costumbre de no dar". Esto es, esta guita, olvidate. La próxima (porque habrá próxima; el que luquea, lo repite)será un "Uy disculpame pero estoy cortísima de guita..." No sé que me jode más Que me caguen guita o que m caguen libros, sí de esos que ya no se reeditan. No aprendo más!! agggghhh

Richard dijo...

Uno puede pasar por forro, pero no hay que prestar ni plata, ni libros, ni cd/dvds. Ni a amigos ni a familiares.

Y sabés que es lo PEOR de todo ??? Que te deban no se X cantidad y veas que se compran un LCD de 42" nuevito con Home Teather y todo! juas!!!

Podés hacer como te dicen en el primer comentario... Decile que te querés comprar X cosa y necesitas esa plata que le prestaste...

Dayana dijo...

A todos nos ha pasado.

Hace 5-6 años le "vendí" un teleobjetivo para la cámara reflex a un """amigo""" (triple comillas). Me harté de llamarlo, mandarle mails y decirle que si no podía pagarlo me lo devuelva. Al día de hoy ninguna de las dos cosas pasó.

A esta altura no me voy a amargar por algo obsoleto como un objetivo de una cámara a rollo ni por un boludo caradura que por unos pesos queda mal. Para mi esa mala actitud lo define como persona, así que digamos que por ahí hasta me hace un favor pago cortando la relación por este asunto.

Ah! eso sí, el muy HDP tiene una foto de su viaje a Machu Picchu en el MSN.

Me quedo con la conciencia tranquila que no soy ni más rica ni más pobre por esa guita y que al menos yo no me tengo que estar escondiendo por deber plata.

Esperemos que tengas más suerte que yo y recuperes tu plata. Proponele un plan de pago tipo moratoria a ver si vas recuperando algo.

Un Poco Rara dijo...

Odio esas situaciones donde te ponés incómoda cuando el incómodo debería ser el otro pero en vez de eso tiene la cara de piedra.
Suerte con la cobranza.

Marga dijo...

Es horrible el asunto.

Apoyo el primer comentario, decile que necesitás la plata para algo.

¡Suerte!

Sil dijo...

Aclaro que las deudas son de hace unos años, y en ambos casos eran montos menores a los $50. Ni en pedo presto más plata que eso, y con estas experiencias, menos.

A uno de ellos me animé a pedirle que me devolviera, y varias veces, pero como no vivimos en la misma ciudad no es tan fácil que en el momento meta la mano en el bolsillo y diga "tomá". "Pasame tu CBU y te lo deposito", "Cuando vengas para acá te lo devuelvo", "Cuando vaya a visitarte te lo doy", y así por una cosa u otra nunca nos pudimos juntar para que me devolviera la plata.

En el otro caso, una amiga que me acompañó al teatro me pidió prestado porque no tenía cambio. Después de la cena consiguió cambio. Muy rico todo pero mis pesitos no volvieron.

"Odio esas situaciones donde te ponés incómoda cuando el incómodo debería ser el otro pero en vez de eso tiene la cara de piedra." Exactamente.

Eso sí, libros y CDs NO PRESTO.

Vivi dijo...

Decile que necesitàs la plata, si se enoja no era tan amiga, porque una amiga entiende eso. Yo personalmente ni pido ni presto. Es un bajòn cuando una tiene verguenza ajena porque el otro se hace el gil y no devuelve. En fin...suerte!

Lola dijo...

Sin ir más lejos la semana pasada le presté para pintarse un gloss a una amiga, y no me lo quería aceptar porque decía que después no iba a poder retocarse porque los colores que tenía ella eran muy distintos; entonces le dije que se lo lleve... y ahora estoy segura que no volveré a ver ese gloss nunca más, pero tampoco me iba a sentir bien si no le prestaba e iba a esa fiesta maquillada con esos colores espantosos que tenía.
Yo no soy de pedir que me devuelan cifras chicas, y si me ofrecen en general no acepto, salvo que la persona insista mucho. Pero otra cosa es que te traten de boluda. O sea, había una chica en la facultad que me caía bien pero siempre me terminaba haciendo alguna jugarreta con la guita, y en definitiva lo que podría haber sido una linda amistad con el tiempo quedó en nada más que compañeras de faculad y no la volví a ver.
Por eso creo que si es una vez pasa, si es continuo no, si es el unico dfecto de la persona y por lo demás no afecta la opinion que tengas de ella, le pones una excusa para no prestar más y listo.

Besos

nadasepierde dijo...

En ese caso, cuando se pide sin estar seguro de poder devolver, habría que aclararlo, sino es un abuso. Es un tema muy delicado, rompe la confianza, y eso es feo.

Un beso

FormenteraLady dijo...

un tema complicado. Yo soy partidaria de que hay que pedirlo; si es tan cararrota de deberte sin tenerte en cuenta, creo que lo mejor es un "che, necesito la plata que te presté". Me molesta enormemente la gente que se hace la boluda.

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Sil. Menudo tema que has elegido en este post.

El tema del dinero es muy delicado. En lo personal, odio pedir prestado, pero muchas veces, la necesidad me ha obligado a tragarme el orgullo y pedir ayuda. Hay que ponerse en ambos casos. Cuando pides, antes de hacerlo, programarte cuando vas a poder devolverlo porque me parece irresponsable pedir y luego decir "te lo devuelvo cuando pueda", o sea, nunca. Ahora, si por a o b motivos, sucede algo que te dificulta devolver, comunicarlo. A mí también me ha pasado. Con la confianza del caso, decirle a la persona, que ha ocurrido un imprevisto, pero asegurando una nueva fecha.

Ahora cuando estás del otro lado y prestas y no te devuelven, es delicado también. Si hay la confianza del caso, hablar directamente el tema y decir que se ha presentado algo y que necesitas ese dinero. Si la persona se molesta, sería caradura. En lo personal, si he prestado, parto de la premisa que confio en la persona y que me lo va a devolver sin problema alguno.

Y siempre he tenido esta idea en mente si es algún día tengo la suerte de ganarme alguna suma fuerte de dinero, ya sea en la lotería o en cualquier premio similar. Si tuviera bastante dinero, yo sí ayudaría, pero si alguien me pidiese dinero, lo primero que le preguntaría sería: "¿Quieres un préstamo o una ayuda?". Si fuese lo segundo, le doy lo que necesite y que se olvide de devolvérmelo, porque es una ayuda solidaria. Pero si es un préstamo, lo obligo a firmarme un documento que asegure su devolución en el tiempo que mejor se le acomode a la persona. Eso haría yo.

Un beso grande.

LUCHO

Sil dijo...

Con respecto a algo que dijo Lola, una cosa es que ofrezcan devolverme y si es una cifra chica no se los acepte, pero por lo menos que tengan la intención!!

Gracias a todos por los comentarios.

Petardo Contreras dijo...

Sil, desde mi modo de ver las cosas, no hay mucha vuelta, no es un verdadero amigo. Uno bueno viene y te dice de frente, che se me complico para devolverte la plata...
Tomalo como que es el "precio" que te salio conocer a una persona y ya fue.
Eso si es un monto chico, ahora si son 10 lucas avisa y le prendemos fuego el rancho!

Pablix dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablix dijo...

Si tenés confianza le podés decir "eh puto, devolveme la plata" y va a estar todo bien. También podés apelar al lado sentimental y decir "che, sabés que se enfermó mi tortuga pero no llego para el rivotril que necesita... no tendrá la plata que te presté el otro día?". Sino, la última opción es saquear su casa durante la noche, robarle objetos de valor por un poco más del importe que te debe, y dejarle una nota que diga "puto el que lee".

Así funciona el mundo.

Saludos! :)

El Escritor dijo...

Mmm...complicadísimo. Supongo que hay que olvidar la deuda...supongo.

Saludos.