viernes, 12 de febrero de 2010

Final feliz

Emma está secretamente enamorada de su compañero de trabajo Will. Pero Will ama mucho a su esposa. Pasa el tiempo, y ante la imposibilidad de tener a Will y para intentar olvidarlo, Emma decide casarse con otro, Ken. Mientras tanto, Will se entera de que su esposa le mintió, y se va de la casa. El día del casamiento Emma es abandonada, porque Ken se da cuenta de que ella en realidad ama a Will. Will llega a la fiesta y no hay nadie, sólo Emma llorando, y le explica el porqué. Will no entiende nada, Emma le dice que estuvo mucho tiempo esperando una señal de su parte, y se va. Will intenta detenerla con una frase, "acabo de dejar a mi esposa", pero Emma siente que es muy tarde. Ya renunció a su trabajo y no se verán más. El último día, Emma junta todas sus cosas y cuando está saliendo del edificio, Will, que por fin descubrió sus verdaderos sentimientos, aparece y le da un beso.

Hasta ahí, el previsible final de temporada de una serie tonta, similar a tantos otros finales felices que la televisión está acostumbrada a mostrarnos. Pero anoche mientras lo veía, volví unos años atrás en mi historia, aquella época en la que "acabo de dejar a mi esposa" era la frase que más anhelaba escuchar.

Por suerte no fue así. No hubiera sido para nada feliz.

12 comentarios:

nosestamoshablando dijo...

Menos mal que te sonó la alarma a tiempo.
Lady Baires

Solcito dijo...

Siiiiiiiiiii .....aun a tiempo!! ..bien por ti!!

La Peor de Todas dijo...

Qué alivio que no se dé todo lo que esperamos. O deseamos. jaja!

vgarciah dijo...

Me gustaría contactarme con vos. Te dejo mi mail: vgarciah@thinky.com.ar

Sil dijo...

Lady, Solcito: ojalá hubiera sido a tiempo. Tres años estuve esperando... :(

FormenteraLady dijo...

lo bueno de lo malo es que termina..
me hiciste acordar a este blog: http://eternaamante.blogspot.com (es adictivo)

Sil dijo...

Formen: gracias por la recomendación! Todavía me ronda en la cabeza la idea de escribir sobre mi historia, a lo mejor algún día lo haga.

eMe dijo...

Gleeeeeee!!! cómo me gusta esa serie.

nadasepierde dijo...

A veces uno espera imposibles, sueña, habla consigo mismo, ensaya la conversación... y finalmente no pasa nada.
Pero, ni siquiera con eso se aprende a virir el presente.
Lo que si creo, es que mirando hacia atrás, nos damos cuenta que despues de todo, no fue tan malo lo que pasó.

Un beso

Sil dijo...

eMe: si no fuera tan bizarra estaría muy bien!

Ana: no fue tan malo porque sirvió para algo, aunque sea para no repetir los errores. Beso.

s dijo...

a mi me gusta esa serie gay.
besos . santiago.

s dijo...

a mi me gusta esa serie gay.
besos . santiago.