jueves, 3 de septiembre de 2009

Regalo

Ayer me regalaron un voucher para una sesión de masajes descontracturantes. ¡Qué bien me vendrían! Pero el lugar donde los hacen me queda tan lejos que tengo dos opciones:

-Contracturarme nuevamente manejando los 45 minutos de regreso.
-Ir en taxi y gastar más de lo que cuesta la sesión de masajes.

¿Qué es peor, no recibir nada o recibir un regalo inservible?

Segundo regalo inútil que recibo en la misma semana, por lo menos al loro de piedra lo puedo usar de adorno(feo, pero adorno al fin).

11 comentarios:

*Ene Deláa* dijo...

¿No podés regalarlo y quedar reeee bien con alguien? ;)

amandastein dijo...

Tonátelo como algo GRATIS.Andá, que te masajeen y volvé manejando tranquila.
Besos

Marian dijo...

El regalo inservible, desde luego.
Porque te genera frustración...

Re-regalarlo puede ser una opción positiva. :)

El Profe dijo...

AHHHHHHHH ¡Cuánto estoy nesecitando algo así! Claro está sería lindo que lo disfrutes vos :) Es peor no recibir nada te lo digo yo... con eso de que la intensión es lo que vale :)
¡Abrazos!

Bays dijo...

Volvete manejando como abuelita. No te estresás y de paso te divertís generando puteadas de estresados contracturados.

Dayana dijo...

¿Pero donde es la sesión de masajes? ¿En algún spa en la sierras?

Sil dijo...

Ene: sí, eso pienso hacer.

amanda: es que la idea de ponerme en bolas y que una mina me manosee tampoco me atrae tanto.

Marian: sí, prefiero no recibir nada.

Profe: te lo regalaría pero te queda muchísmo más lejos que a mí :)

Bays: no, no soporto manejar despacio!

Dayana: I wish! No, es en el Holiday Inn, y yo vivo cerca de Fiat. Encima tengo que llamar para pedir turno, con lo que odio hablar por teléfono. No, al salir de trabajar me relaja más tirarme en la cama a ver televisión que perder tres horas para que, repito, me manoseen. Por más falta que me hagan los masajes.

Diego dijo...

Pense que era el unico al que le pasaban estan cosas.
Una vuelta me regalaron una cena en un Restaurant muyyyyy paquete, que no incluida bebidas.
Conclusion: el costo de las bebidas fue obscenamente superior a lo que hubiese salido una cena en cualquier otro lugar copado.

Sil dijo...

Ahh sí, ayer me regalaron un descuento de 20% en una peluquería que es muchísimo más cara que a la que voy yo. :/

Dayana dijo...

Uh, yo estoy cerca del Holiday Inn, podés quedar bien conmigo, jajajaja.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.