martes, 10 de febrero de 2015

Tres recetas

Si nunca imaginé que iba a aprender a cocinar, menos imaginé pasarles recetas a los demás.

No esperen platos elaborados o súper originales; más bien son comidas muy simples y fáciles de hacer pero que me sirven para no aburrirme de comer siempre lo mismo (al haber tan pocas comidas/ingredientes que me gusten, caigo rápidamente en la repetición).

Berenjenas y tomates

Pelar la berenjena y cortarla en rodajas. Ponerles sal, esperar que larguen líquido y limpiarlo con un papel (esto es para quitarles el sabor amargo). Cortar las rodajas en cuartos y dorarlas en una sartén, con condimentos a gusto (en mi caso, especias surtidas y pimentón). Cortar un tomate en cubitos y agregarlos a la sartén cuando las berenjenas casi estén cocinadas. Agregar más condimentos si es necesario. Servir caliente.

Acá está la receta original por si les gusta más (tiene más condimentos y las berenjenas están fritas).


Pollo crocante

Esto no es ni más ni menos que milanesas de pollo pero en vez de usar pan rallado usé copos de maíz triturados. Recién hechas quedan muy ricas, pero recalentadas en microondas no tanto. 

(¡El tamaño de esa porción! Con razón no engordo)



Guarnição à francesa

Esta es mi preferida y la dejo en idioma original porque la probé en Brasil (una no es bloggera si no comparte recetas de cocina y experiencias de viajes por el mundo).

Se ralla una papa, se fríe y se reserva (tampoco imaginé que alguna vez iba a usar palabras de El Gourmet). Se rehoga una cebolla cortada en juliana, se agregan unas rodajas de jamón cocido cortado como más les guste, luego se agrega una lata de arvejas y por último las papas. La primera vez que lo hice estaba nerviosa porque era la primera vez que invitaba a mi hermana y mi cuñado a cenar, y les encantó!

La foto no le hace justicia.


Después me cuentan si se animaron a probarlas, y si tienen alguna otra idea fácil también es bienvenida.

8 comentarios:

Salomé dijo...

Me ricor. Me encantan las recetas simples.

JLO dijo...

simples pero originales... por lo menos para mi esas combinaciones lo son...

me gustan las 3 por igual, voy a proponerlo en casa (yo no se hacer nada) salu2...

Dayana dijo...

En todos lados escucho lo de lo amargo de la berenjena y juro que jamás le he sentido sabor amargo, yo siempre la uso como viene.

Un tip para hacerla que queda muy rica es sobre la hornalla directamente para que quede con sabor ahumado. La vas dando vuelta cuando la piel se chamusca y cuando ya está toda negra la metés en un bolsa de nylon para que el vapor que libera haga más fa´cil desprenderle la piel. Queda muy bien en ensaladas o bien como aderezo mezclada con mayonesa y procesada.
Se puede hacer este mismo proceso con pimientos.

Te recomiendo que cambies las arvejas de lata por las congeladas, en sabor y aspecto son incomparables.

Saludos!

Marga dijo...

¡Qué rico todo! Yo también siempre como lo mismo, para no andar pensando tanto, y también me aburro, así que las voy a probar. ¡Gracias!

Yo tampoco le siento gusto amargo a las berenjenas, hago milanesas con ellas y apenas las corto las meto en huevo y pan rallado, y quedan muy ricas para mí.

Besos.

M dijo...

El pollo crocante me lo hace mi mamá, es lo mejor! (Igual prefiero la milanesa) SALUDOSSSSS

Sil dijo...

Salomé: me alegro.

JLO: me acabo de enterar que sos hombre!

Dayana: así como vos no entendés que los demás sientan lo amargo de la berenjena, yo no entiendo que a los demás les guste el queso! :) Lo de las arvejas ya lo había pensado, en mi próxima compra voy a buscar las congeladas.

Marga: yo también hago milanesas con las berenjenas, quedan muy ricas.

M: yo también prefiero la milanesa pero me cansan.

Saludos a todos!

La Ahorrativa dijo...

Voy a probar la tercera opción, porque no me gusta el tomate y prefiero empanar con avena y pan rallado y un cachito de queso rallado! Besos!!

Sil dijo...

La más rica!