domingo, 10 de marzo de 2013

Rio

Estas vacaciones fueron lindas por todo lo distinto y nuevo que viví.
Con el viaje en avión, vinieron nuevas experiencias: primera vez que salí del país en avión, primera vez que volé de noche, primera vez que fui al baño de un avión, primera vez que compré en un free shop.

Volví a Brasil después de 20 años: la primera, tenía 13, y tanto el mar como el idioma eran nuevos para mí. Este viaje me entusiasmaba entre otras cosas porque iba a poder hablar en portugués, idioma que odio, pero que estudié y que quiero perfeccionar y practicar.

Además del portugués y del castellano hablé los otros dos idiomas que sé. Fue lindo ver la expresión del alivio del italiano cuando le di unas indicaciones después de que ninguno de los empleados de la recepción del hotel entendieran qué quería decir dove posso mangiare? . Un tipo en la playa y una empleada del aeropuerto se dirigieron a mí en inglés. Se ve que no tengo cara ni de argentina ni de brasilera.

En cuanto a la comida/bebida soy muy quisquillosa y cuando me voy de vacaciones no salgo del pollo con papas, pero esta vez me animé a probar otras cosas: caipirinha, farofa, guaraná, Grapette sabor framboesa, banana frita, lenguado, arroz con brócolis con aceite de oliva. Nada de eso me gustó mucho, a excepción de la caipirinha, que no me gustó para nada.

Fue la primera vez que no me pude desconectar del todo porque llevé la BlackBerry. Compensamos con el hecho que 9/9 días hizo calor (mucho) y sol pleno, algo que tampoco me había pasado nunca.

Y qué decir de Río de Janeiro, hasta ahora el lugar más lejos de mi casa donde he estado. Nunca me imaginé que alguna vez iba a estar ahí, no porque fuera inalcanzable, sino porque no me interesaba. Antes de viajar leí, vi fotos, investigué qué se podía hacer, y las opciones eran interminables. Me quedé con ganas de conocer muchas cosas, pero no sé si volvería, fundamentalmente porque no soporto a los brasileros; sin embargo, todo el tiempo me topaba con cosas que me hacían pensar "qué ciudad maravillosa". 

Y no podía no visitar una de las 7 nuevas maravillas del mundo.

10 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

A mí Río me encantó! Fui hace mil años y la verdad es que para mí, es una ciudad preciosa!

Te cayeron mal los brasileños, por qué?

Ann dijo...

Yo fui a Buzios + Rio hace 3 años, no volvería JAMÁS. Me cayó pésimo la comida y el idioma y sobre todo, el CALOR!

El mundo contado por mí dijo...

Que lindo!tengo pendiente conocer Brasil sil sil :)

Sil dijo...

Alicia: hace 5 años que trabajo con brasileros así que un poco los conozco. Además no soporto el idioma. En Río nos trataron mal, cuando pueden cagarte te cagan, son sucios y maleducados.

Ann: me dijeron que Buzios es muy lindo, pero para hacer vida de playa. Prefiero las ciudades grandes. Y el calor, terrible!!

El mundo: ojalá puedas ir pronto!

Marga dijo...

Nunca fui a Brasil, y tampoco me interesa, pero sí creo que sus playas son hermosas.
Me alegro de que lo hayas pasado bien.

Besos.

Ale dijo...

fui a rio hace un par de años y no me gusto nada!
pero los brasileros me caen simpaticos.

Caballero rojo dijo...

Mi cuenta pendiente es conocer Brasil.. Rio, en especial, asi que te envidio con sana envidia...
PD: tengo, blog, estas invitada: manianadesol.blogspot.com
PD 2: A este muchachito le gustaria saber donde tocas la bateria. Si queres, me contas en capitansilencio@hotmail.com

La Peor de Todas dijo...

Me encanta Brasil sin brasileros. Y sin el idioma.

Sil dijo...

Exacto!

Caro dijo...

Yo estuve en Cataratas, otra de las nuevas maravillas (naturales) nuevas! :D Estuve del lado de Brasil, no recorrimos nada, pero me alcanzó para confirmarme que es un idioma horrible!