lunes, 1 de marzo de 2010

Preferencias 2

Continuando con la temática antisocial, el viernes estaba invitada a un cumpleaños. Era el festejo de un compañero de trabajo, con quien casi nunca hablo, pero por la cercanía de edad considera que debo estar presente.

Una de las chicas, que debo decir parece que tuviera un cuete en el culo porque no se queda quieta ni callada un instante, estuvo toda la semana diciéndome que me preparara para el festejo del viernes. Mi respuesta era un "sí, sí" sin mucha convicción. Por un lado no quería dejarla sola a ella, que siempre es tan buena onda, y además era una oportunidad para hacer algo diferente un viernes a la noche. Pero por otro lado, no tenía ganas de meterme en un lugar lleno de humo, con la música a un volumen que me obliga a destrozarme las cuerdas vocales para intentar intercambiar dos palabras con gente alcoholizada con la que no tengo nada de qué hablar.

Finalmente me hice la que me quedé dormida y que se me hizo tarde para salir. A veces me odio por ser tan amarga y ermitaña, pero cada vez tengo menos ganas de hacer cosas por compromiso o porque los demás esperan que las haga.

¿Por qué no puedo ser igual a los demás?

11 comentarios:

Rochi dijo...

creo q a todos nos pasa... hacemos ese pequeño "esfuerzo" pero generalmente porq apreciamos a quien lo realiza y xq quisieramos q hicieran ese sacrificio x nosotros en alguna oportunidad. y xq a la larga, cuando se llega a la reunion, hasta es divertido haber ido! pero hay q seguir los instintos. y sino queres, por algo sera! adelante...

mai dijo...

100 % identificada con este post ... cuando era más chica me costaba más salir , inventaba mil excusas todo el tiempo para rechazar ofertas , pero ahora aprendí a entender mis tiempos y mis necesidades ... sé qe aunqe no tenga ganas de vestirme y salir , hay cierta gente por la qe vale la pena hacer el esfuerzo , porqe hacen qe el encuentro valga la pena ... tb sé qe hay lugares en los qe no quiero meterme , qe hay situaciones a las qe no quiero exponerme , qe hay gente qe simplemente no va conmigo ...

es cuestión de hacer lo qe sabemos qe nos va a hacer sentir mejor .. :) dsp de todo , si una noche adentro en compañía de algo rico y una película sabemos qe va a ser más linda qe un boliche con música detestable y gente con la qe difícilmente nos llevamos (y ni hablar si tienen la sangre saturada de alcohol) , entonces no tiene sentido aceptar invitaciones sólo por compromiso !

eMe dijo...

Pero está muy bien!!! Si a vos no te hace "ruido" quedarte, está muy bien!!!

Café (con tostadas) dijo...

che... si en algo sirvo yo de parámetro... sos como los demás! jajajaja

acá me tenés, pensando cómo voy a informar que no puedo asistir al casamiento de un compañero de laburo!

Dayana dijo...

Y bueno, si no hay ganas no hay ganas, qué le vamos a hacer!

Cualquier día te invito a salir así te doy la oportunidad de rechazarme para quedarte en tu casa, jajaja.

La Peor de Todas dijo...

Ser igual a todos los demás??!! Con las reglas de mierda y los códigos siniestros que rigen las relaciones de "todos los demás"?!! Aguante la diferencia!!

Un Poco Rara dijo...

Celebremos la desigualdad! El primer compromiso que tenés es con vos. Si sabés que te vas a aburrir o que la vas a pasar mal y te place más quedarte a ver una peli, te quedás y la ves! Te aseguro que no van a estar llorando tu ausencia por los rincones del ruidoso lugar. A lo sumo te obligarán a dar una excusa endeble el lunes, porque tampoco da para el sincericidio con gente a la que le tenés que ver la cara todos los días.

Saludos de otra desigual.

Sil dijo...

Rochi: si es por eso estoy a mano con el cumpleañero, ya que nunca fue a mis cumpleaños.

mai: lo complicado es que si digo que no tengo ganas de salir nadie me entiende, por eso termino yendo por compromiso a lugares que no quiero (a veces me divierto y a veces no) o inventando excusas.

eMe: ruido, para nada!

Café: eso es lo peor, inventar una excusa!

Dayana: bueno, tampoco soy tan enferma que rechazo todas las invitaciones, sólo aquellas de gente que no me interesa y a lugares donde sé/creo que no voy a disfrutar.

Peor de Todas: en realidad odiaría ser una más del montón, pero la vida sería mucho más fácil!

UPR: tal cual! Nadie notó mi ausencia, y por eso tengo un blog, para poder escribir lo que me gustaría decirle en la cara a los demás!

nosestamoshablando dijo...

Ah, yo también soy mandada a hacer para excusas. Si no es tu onda, todo bien. Además a veces son etapas, capáz que de acá a un tiempo adores los ruidos musicales y el griterío en los boliches.
Lady Baires

Sil dijo...

Lady: a los 15 no me gustaba, a los 30 menos, salvo que me vuelva una veterana loca y tire la chancleta por tantos años de soledad, dudo que llegue una etapa en la que me gusten los boliches.
Besos

Kim Joyce dijo...

No sos diferente a los demás. Todos tenemos el ser antisocial dentro que espera ser invitado a una reunion que no tiene intenciones de ir, para inventar una excusa y quedarse en casa.

Lo he hecho miles de veces, y lo seguiré haciendo.

Y tengo 18 años... bajón