jueves, 5 de febrero de 2009

Niños

Odio que la gente me mire como si viniera de otro planeta cuando digo que no me gustan los chicos. ¿Qué tiene de malo? ¿Por qué suponen que todas las mujeres venimos por default con el chip del instinto maternal?

Si bien a veces me imagino cómo sería mi hijo/a (porque si tengo, no va a ser más de uno) o como lo/a educaría, formar una familia nunca fue mi sueño. Es más, ni siquiera sé todavía cuál es el rumbo de mi vida, menos podría tener la responsabilidad de decidir sobre la de alguien más.

Los bebés no me enternecen, no me pregunten por qué. Sólo puedo llegar a conmoverme ante niños de entre tres y cinco años que hagan algo sorprendente, como leer o tocar el violín. Todos los demás no me llaman la atención.

Esta antipatía que tengo hace que viva uno de las situaciones más incómodas cada vez que alguien me muestra las fotos de sus hijos o sobrinos (generalmente de estos últimos, parece que todo el mundo tiene sobrinos, y encima ahora también les dicen "sobrinos" a los hijos de los primos). Decía, cuando alguien me muestra la foto de un niño, rara vez el fotografiado en cuestión es lo suficientemente lindo somo para que un "¡qué lindo!" me salga naturalmente. En el 99% de los casos tengo que hacer un esfuerzo terrible para que no se note lo falsa que estoy siendo.

Tres anécdotas como para ejemplificar:

-A me muestra foto de sobrinito en jardín de infantes en Canadá. De todos los niños, me llama la atención uno que evidentemente no es su sobrino. Lo único que atino a decir es "¡ay, qué lindo ese negrito!"

-B dice "¿quieren ver fotos de mis bebés?" (refiriéndose a sus sobrinas). Yo respondo "si son perros, sí". B me mira con odio y le muestra las fotos a todos los demás menos a mí, en un intento infructuoso de hacerme sentir mal.

-C me muestra "este es mi sobrino más chiquito". Yo "ahhh" (con la falsedad descrita más arriba). C me sigue mostrando fotos de sus alumnos (es maestra jardinera... sin comentarios) hasta que alguien le avisa que no me gustan los chicos. C me mira con una cara que no sé como describir, mezcla de asombro, susto y decepción, y dice "ahh... nunca conocí a nadie que no le gustaran los chicos... y yo te mostré la foto de mi sobrino..." ¿Y? Pará un poquito, que no me gusten los bebés no quiere decir que engualiche cada foto que me muestran...

Pero de verdad los que más me irritan son los que intentan justificar mi actitud con un "es que en tu familia no hay bebés, ya vas a ver, yo desde que tengo sobrinos blablabla" (mmm las probabilidades de que haya un bebé en mi familia son muy bajas), y los que se creen que se las saben todas con su "ya vas a ver cuando tengas tu hijo" (primero, quién te dijo que quiero tener hijos; segundo, que ame a mi hijo no quiere decir que me gusten los hijos de los demás).

Por último, para los que leen esto, me conocen y tienen sobrinos o hijos o hermanitos: ¡no me odien! Sigo siendo una buena persona, sólo que vine con el chip fallado.

10 comentarios:

Yle dijo...

una cosa curiosa es que de odos los bebes dicen que son lindos y yo francamente he vsto muchos que son cmo un pequeño monstruoo

Da dijo...

Estoy 1000 x 1000 de acuerdo con ABSOLUTAMENTE TOOOOOOOOOOOOODO de lo que escribiste.
Casi se me salta una lágrima de tan de acuerdo que estoy.
Mi frase siempre ha sido "No me gustan los bebés, los únicos que me gustarán serán los de mi familia (o sea, de mis hermanos) o el mío".
Estoy chocho con mi sobrina de un año, pero siguen sin gustarme los demás.
No me gustan, no me divierten, huelen mal, a algunos los detesto por cómo se comportan y detesto más a sus padres que los dejan que se comporten de esa manera porque "así es él/ella", por ello no me muestren fotos, no me pidan que los cargue y no esperen comentarios dulces al respecto, ni que les arrebate el álbum para ver las fotos, ni que juegue con ellos.
Por Dios!!! Gente secante!!! Amigos de Ned Flanders!!!
No tenemos el chip fallado, ellos están programados de la manera más cursi y estúpida del mundo!!!

Uf, beso.

Clau dijo...

Tengo una amiga que da clases en un profesorado, y le toca dar clases a futuras maestras jardineras. Un día les preguntó "¿por qué eligieron esta carrera?", y las chicas, con distintas voces símil ternura le contestaron "¡¡ay profe, porque nos gustan los chicos!!". Su respuesta: "De acuerdo, les gustan los chicos, ¿se los piensan comer?". Una grossa mi amiga.
Eso del "instinto maternal" es un bluff para que nosotras nos quedemos piolísimas cargando críos y limpiando mocos y sintiendo que somos desnaturalizadas si no nos gustan los pibes. Así que no des bola, si no te gustan, no te gustan!!!
(a mí, por mi parte, me encantan, pero no tengo ni tendré... me gustn los ajenos, que duermen en sus casas y los cuidan y los cambian sus padres)

Martin Efe dijo...

Hola

No tenes el chip fallado, quizá sea todo lo contrario.
Vos te animas a vivir la vida, sentirla y transmitir todo sin los clichés que le pone la sociedad.
Nadie esta obligado a formar una familia, tener hijos, ser fiel, buen practicante religioso o lo que sea.

Creo que lo tuyo es coherencia y lo envidio, ojala todos tuvieramos la valentía para decir lo que sentimos y pensamos.

Por ejemplo, a mi no me gusta Gardel, y que?

Blonda dijo...

No te sientas mal...cuando yo era chica adoraba a los bebes.Ahora, me dan lo mismo, y no creo ni que todos los bebés sean lindos ni que todos los niños me vayan a caer bien sólo por ser hijos o sobrinos de una amiga...NO, no , no.Son personas, no sólo chicos, y pueden no tener feeling con nosotros como cualquier otro ser humano.
En fin, no sé si es chip fallado o poco instinto Susanezco...que se yo, me da igual.

besotesssssssssssss

Patricia dijo...

Hola, soy nueva por aquí. Encontré este blog porque debía encontrarlo (no creo en las casualidades) y me llamó la atención no solo el post de los bebés sino todo el resto, que leí de un tirón.
Es que estoy tan de acuerdo en todo lo que decís, que es como si lo hubiera escrito yo misma.
Con respecto al instinto maternal que supuestamente en las mujeres viene por default, te comento que en realidad no existe (está comprobado en muchos estudios), de modo que las que no lo sentimos, no somos anormales ni nada de eso. No todas las mujeres "deben" tener la necesidad así, por fuerza, de querer hijos, criarlos, etc. etc. así como tampoco de casarse, como era antes, casi un mandato (y si llegabas a los 30 y no te habías casado ya pasabas a ser "solterona" sin remedio ... y hasta mal vista socialmente).

Con respecto a que estás sola y que no te mueve un pelo ir al cine por tu cuenta, por ejemplo. A mí me pasa lo mismo (que a Ud., como diría la canción de Palito Ortega). O viajar sola. O que les pasás truquitos de computadora y les enseñás palabras en inglés a los hombres. Que te gusta saber de muchos temas y querés movilizarte por cuenta tuya en un auto. Los chicos molestos cuando estás queriendo tranquilamente disfrutar de un espectáculo. Bueno, en todo eso me ví absolutamente reflejada, como si lo hubiera escrito yo, repito.

Realmente sos muy franca, muy sincera, por lo poco que leí (pero para muestra no hace falta más que un botón) compartimos ideas y pensamientos y qué pena que estemos lejos porque me parece que seríamos buenas amigas (lamento comunicarte que vivo en España aunque soy argentina; o sea, otra que vive en Europa, como decís de alguna de tus ex compañeras que encontrás por Facebook). Igual podemos forjar una ciber-amistad a través de los blogs y de Internet.

Felicitaciones, alma gemela, y cariños desde la "Madre Patria".

noctambuleando dijo...

Me encantó. A mí me gustan los chicos (que no se malinterprete). A mí me gustan los niños, pero no me gusta presionar a la gente para que los ame también.
Una vez nació la beba de una amiga y me mostró la foto, y lo único que pude decir fue "¡ay! ¡Qué peluda! Hasta bigote tiene..." Pasaron meses sin que me vuelva a hablar, pero bueno.
Saludos, hacía rato que no pasaba, siempre un placer =)

Dayana dijo...

Hola! Hace un tiempo dejaste un comentario en mi blog en un post sobre mi visita a la expobebé y me recomendabas este link. Bueno, medio tarde pero pasé, leí, me reí y me sentí muy identificada y con ganas de volver a escribir sobre el tema "Gente que detesta a los niños", jajajaja.

Bah, en realidad no lo hago porque nunca falta el pelotudo/a que salta como si fuera Unicef a defender a los críos aunque uno no los esté atacando.

Sumo mi aporte de situaciones graciosas:

1- Voy a lo de mi novio y su mejor amiga estaba con su sobrino en brazos, típico nene de almanaque de verdulería rubio de ojos celestes. Ella toda emocionada me dice: este es mi sobrino, no es hermoso???
Yo me lo quedo mirando en silencio con cara de ver un mono albino embalsamado y rogando que no tenga que besarlo.
Saludo a mi novio y me escapo por la tangente.

2- Andaba entre las góndolas del supermercado Disco cuando dos mocosos venían corriendo por los pasillos. La nena, de unos 3 años, se frena de golpe al verme a la mitad del pasillo con la canasta colgando pero en el envión se resbala en el piso encerado y se cae de cola al suelo quedando acostada y empieza a lloriquear.
La miro llorar y convenientemente la esquivo dejandola tirada para que la madre, que estaba a mi lado, se haga cargo.

Puede sonar cruel esta anécdota, pero alguna vez te pusiste a mirar la cantidad de chicos que corren,se caen, se tiran o rompen las pelotas en lugares de compras?
¡Que los padres se arreglen!

Buen blog, saludos!

Sil dijo...

Cuando leí ese post tuyo me sentí tan identificada que no pude evitar mostrarte el mío. Muy graciosas tus anécdotas, yo hubiera heho lo mismo en ambos casos.

Gracias por el elogio, saludos!

Odios Normales dijo...

¡PIENSO EXACTAMENTE LO MISMO! (Escribirlo con minúsculas no era suficiente).